Global

Las protestas contra el cambio climático de Greta Thunberg se globalizan

Las protestas contra el cambio climático de Greta Thunberg se globalizan

"Ya estaba allí. Solo requería una chispa para encenderse", dijo Thunberg, mientras un manifestante agitaba una pancarta con un juego de palabras en alusión a su compañera, propuesta esta semana para el Premio Nobel de la Paz: "Make the planet Greta again".

Pero también contó con presencia en América Latina.

"Están destruyendo nuestro futuro", "No hay un planeta B", rezaban algunas de las pancartas.

En Francia, donde miles de estudiantes se manifestaron en las principales ciudades, un grupo de jóvenes bloqueó durante tres horas la entrada de la sede del banco Société Générale en la Defensa, el barrio de negocios a las afueras de París, para denunciar su financiación de proyectos nocivos para el clima.

En opinión de Moreno, "las personas que más van a sufrir las inundaciones y el hambre serán los pobres, no las elites adineradas que más contaminan el ambiente", reafirmando una consigna repetida por los estudiantes ayer, "está en nuestras manos ser parte del cambio y salvar lo que nos queda de planeta".

Frente a la inacción gubernamental, la joven decidió hacer de la protesta un peregrinaje sistemático, desafiando todos los viernes los temperaturas bajo cero en la capital sueca frente al Parlamento.

Daniela Ospina: "Me gustaría ver a James en el Barcelona"
Su respuesta abrió la puerta para que le preguntarán por lo que vivió su exesposo cuando Zidane era el técnico del Real Madrid . Lo que hizo contra el Atleti lo deja a uno sin palabras, es un profesional. "Él ante el Atlético lo demostró" espetó Ospina.

En París, entre 29.000 jóvenes, según la policía, y 40.000, según los organizadores, desfilaron entre los monumentos del Panteón y los Inválidos.

En Londres, miles de jóvenes marcharon desde Downing Street hasta el Palacio de Buckingham, donde algunos se encaramaron a una estatua gigante frente a la entrada.

Algunos responsables trataron en varias ciudades de persuadir a sus estudiantes de no hacer huelga, pero estos esfuerzos fracasaron en su mayoría.

Existe un amplio consenso entre la comunidad científica internacional sobre los peligros del cambio climático, que incluyen el aumento del nivel de lo océanos, una situación que ya hoy tiene consecuencias sobre poblaciones costeras, como el caso de localidad de Cartí Sugdup en Kuna Yala, uno de los primeros pueblos de América Latina obligados a migrar por los efectos del cambio climático.

En Nueva Zelanda, las escuelas advirtieron que marcarían la ausencia de los estudiantes que faltaran a clase.