Negocios

Venezuela le habla a la Fuerza Armada

Venezuela le habla a la Fuerza Armada

Washington, con el que Caracas rompió relaciones por apoyar a Guaidó, busca asfixiar al gobierno y desde el 28 de abril embargará la vital exportación de crudo venezolano al mercado estadounidense.

El autoproclamado presidente interino ha asegurado que al menos 250.000 personas se han registrado ya como voluntarios para repartirla.

"Yo quiero la paz para Venezuela, todos queremos la paz para Venezuela, que los tambores de guerra se alejen, que las amenazas de invasión militar se alejen y Venezuela diga en un solo coro, con una sola voz: 'queremos paz, queremos felicidad'", dijo más tarde en un acto ante seguidores en Caracas.

Alimentos y medicinas enviados por Estados Unidos están desde hace cinco días almacenados en un centro de acopio en el lado colombiano de la frontera con Venezuela, cerca del puente binacional Tienditas, que fue bloqueado por los militares con dos enormes contenedores de carga y una cisterna.

Sin embargo, el gobierno de Maduro niega la existencia de una crisis humanitaria y atribuye la severa escasez de alimentos y medicinas a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos, cuya ayuda, acopiada en la frontera con Colombia, no permite ingresar a territorio venezolano por considerar que sería el inicio de una intervención militar.

Este martes se habilitó un segundo centro de acopio, en el estado brasileño de Roraima, también limítrofe con Venezuela.

Ante una multitud concentrada en la capital venezolana, Guaidó anunció que la ayuda humanitaria entrará a Venezuela "sí o sí" y aseguró que para logarlo, desde este fin de semana comenzará la organización, para lo cual se espera contar con cientos de miles de voluntarios.

Londero ganó su primer título ATP al ganarle la final a Pella
Por eso hay momentos del partido en los que pensás "acá no pierdo ni loco porque necesito esta plata, me quedo sin ese ingreso".

Horas después de que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, llamó a la oposición a sostener un diálogo para solucionar la crisis política que atraviesa el país caribeño, decenas de sus ciudadanos pidieron al Gobierno de Nicolás Maduro en la ciudad fronteriza de Cúcuta que permita el ingreso de artículos de ayuda.

"Ustedes (en el chavismo) hablan de una supuesta guerra que no va existir (.) ¿quién estaría dispuesto a ir a la guerra si (Maduro) no tiene ni siquiera el respaldo y el respeto de sus vecinos y el mundo?"

Estados Unidos propuso un proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que Venezuela facilite la ayuda humanitaria, a lo que se opone Rusia.

El líder del Comité de Servicios Armados del Senado de EE.UU., James Inhofe, admitió que una intervención militar en Venezuela es una opción que "está sobre la mesa" y advirtió que la posible presencia de tropas rusas en el país suramericano podría suponer un punto de inflexión. Maduro afirmó a BBC que su país tiene depositadas en Inglaterra 80 toneladas de oro y confió en que no le sean confiscadas.

De nuevo los venezolanos se volcaron a las calles, incansables, enfundados en el tricolor.

El joven dirigente encabezará la manifestación en el este de Caracas, pero las marchas se darán en todo el país, también para recordar a unos 40 muertos que dejaron disturbios y protestas contra Maduro el mes pasado.