Global

Rusia desmiente que baraje la posibilidad de ofrecer asilo político a Maduro

Rusia desmiente que baraje la posibilidad de ofrecer asilo político a Maduro

El régimen de Vladimir Putin advirtió que Rusia se mantiene a la expectativa porque Estados Unidos planea una invasión militar en Venezuela para derrocar a su presidente, Nicolás Maduro.

"Por desgracia, el tiempo no juega a favor de Maduro", ha dicho, por su parte, el vicepresidente primero de la comisión de Asuntos Internacionales de la cámara alta del parlamento de Rusia, Vladimir Dzhabarov. "En una situación de empeoramiento de la crisis económica, el estado de ánimo en la sociedad puede volverse rápidamente en su contra" aseveró Dzhabarov.

Durante años, Rusia junto con China han sido un importante apoyo de Maduro, con vínculos que se remontan a 1999 cuando su predecesor Hugo Chávez llegó al poder.

Brasil: Partido de Lula se moviliza ante carcelería de ex presidente
Según la acusación, recibió sobornos de Odebrecht a través del exministro Antonio Palocci, también implicado por el caso Petrobras y quien decidió cooperar con la justicia.

A pesar de la historia de apoyo, Moscú ha descartado proporcionar dinero nuevo a un aliado que tuvo que reestructurar sus deudas anteriores. "Sin embargo, no nos sentimos inclinados a reducir la coperación". Eso fue posterior a la deserción de un general de la fuerza aérea y al intento fallido de Maduro de vender 20 toneladas de oro del país latinoamericano a cambio de dinero en efectivo que le resulta indispensable.

Nicolás Maduro pronunció un discurso que se alinea con la posición de Moscú. Ha dicho que él tiene preparada una invasión militar contra Venezuela. Rusia no cuenta con capacidad para enviar efectivos allí como lo hizo para apoyar al líder sirio Bashar al-Assad, limitándose a maniobras de publicidad como la visita de dos bombarderos con capacidad para transportar armas nucleares en diciembre pasado.

"Es evidente que en Washington la decisión sobre el uso de la fuerza ya está tomada y que el resto es una tapadera", afirmó la portavoz de Exteriores, María Zajárova.