Global

Fingió el secuestro de su hijo para ocultar que lo asesinó

Fingió el secuestro de su hijo para ocultar que lo asesinó

Nakira Griner afirmó a la policía que una persona la había pateado para después llevarse a Daniel y la carriola.

La sospechosa, que fue identificada como Nakira Griner, de 24 años, hizo una llamada telefónica a la policía de Bridgeton, en el condado Cumberland, el viernes por la tarde, asegurando que su pequeño había sido secuestrado, según informó la oficina del fiscal del condado. Al día siguiente, la policía encontró los restos quemados y desmembrados de Daniel en un bolso y en bolsas de basura enterradas en un cobertizo en la casa de la madre.

La madre intentó engañar a los investigadores diciéndoles que un extraño la había atacado mientras caminaba por Atlantic Street con el bebé en un cochecito y su otro hijo atado a su pecho. Pero eso comenzó a cambiar en una serie de entrevistas posteriores que tuvo con los detectives.

Venezolanos llenan las calles para pedir el paso de la ayuda humanitaria
Debemos ser mayoría organizada". "Y viene un tercero y un cuarto, pero no es suficiente". Agregó que "por eso es importante que se registren.

Tras su denuncia, la Policía inició labores de búsqueda y a pocos metros de donde aparentemente ocurrió el secuestro encontraron el coche y unos zapatos del pequeño. Luego, le dijo a los oficiales que había dejado a Daniel vivo en el cochecito en Devonshire Place "porque quería que alguien lo encontrara y lo ayudara porque nadie le creería".

La mujer enfrenta cargos por homicidio en primer grado, por negligencia que puso en riesgo la seguridad de un menor y profanación de restos humanos.

Una vez que se localizó el cuerpo, la madre fue interrogada y confesó haber golpeado al menor; agregó que éste sufrió una caída de las escaleras cuando intentaba hacerlo hablar y comer.