Global

Despliega portaaviones en medio de presiones sobre Venezuela

Despliega portaaviones en medio de presiones sobre Venezuela

En medio de la tensión entre Estados Unidos y Venezuela, el gobierno de Donald Trump, desplegó frente a las costas de Florida un grupo de ataque conformado por el portaaviones USS Abraham Lincoln (CVN-72), cuatro destructores y un crucero de misiles.

El portaaviones USS Abraham Lincoln, un crucero misilístico y cuatro destructores se posicionaron en el mar, empezando los ejercicios militares y navales conocidos como Comptuex, y que son destinados a alistar a la formación para un despliegue militar, el cual no se ha confirmado pero varios medios norteamericanos presumen que sea en Sudamérica.

Según se conoció, este grupo de barcos adelanta un ejercicio militar llamado Computex (Composite Training Unit Exercise) el cual consiste en poner a punto todas las naves y aviones antes de un despliegue.

A bordo del USS Abraham Lincoln, portaaviones nuclear de la clase Nimitz, opera el Escuadrón Aéreo Embarcado (CVW) 7, equipado con los Lockheed F-35C Lightning II, el cazabombardero más avanzado del arsenal estadounidense, según detalla Infobae.

La semana pasada, la marina estadounidense emitió un comunicado en el que informó sobre la realización de Ejercicios de Entrenamiento Compuesto COMPTUEX, que comenzaron el 25 de enero. Y en los últimos días se reportó que el grupo había ensayado un cruce de estrechos, maniobra necesaria para ingresar al Mar Caribe.

Frontera marítima y aérea desde Falcón fue cerrada
La orden entró en vigencia por la tarde según información del segundo comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi), Miguel Morales Miranda, citada por AVN .

El USS Abraham Lincoln y su escolta partieron inicialmente del puerto de Norfolk (Virginia), y aunque su ubicación actual y el destino de su despliegue se desconocen con exactitud, consultoras especializadas en asuntos militares habrían ubicado al portaaviones en algún punto del Atlántico, frente a las costas de Florida.

Este último en plena crisis tras la proclamación del líder opositor Juan Guaidó como presidente interino por la Asamblea Nacional.

Por su parte, Nicolás Maduro, no se quedaría callado y le respondería.

En este contexto, Maduro, quien fue reelecto presidente 2018 en una cuestionadas elecciones marcadas por la represión a los opositores, acusaciones de fraude y una muy escasa participación, rechazó la designación de Guaidó y se aferra al poder.

Estados Unidos y parte de la comunidad internacional, han reconocido a Juan Guaidó como "presidente encargado" a fin de que se puedan realizar las coordinaciones para la llegada de la "ayuda humanitaria".