Negocios

Comisión Europea prohíbe fusión entre Siemens y Alstom

Comisión Europea prohíbe fusión entre Siemens y Alstom

Francia condenó la decisión antes del anuncio oficial.

La Comisión Europea rechazó este miércoles la fusión de la empresa ferroviaria alemana Siemens y de su rival francesa Alstom, desoyendo así los llamados a autorizarla para enfrentar la competencia de China.

"Esta decisión impide que Alstom y Siemens tengan el mismo peso que su competidor chino", subrayó el ministro francés, que durante las últimas semanas había hecho presión para evitar un pronunciamiento contrario a la fusión de la Comisión Europea, que todavía no se ha pronunciado oficialmente sobre la operación.

La propia comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ha confirmado hoy esta decisión, al afirmar que una fusión entre ambas compañías acarrearía como resultados "mayores precios, menos posibilidad de elección y menor innovación", por lo que la iniciativa "ha sido bloqueada".

PPK renuncia a la presidencia de Peruanos por el Kambio
Kuczynski permanece actualmente con orden de arraigo en Perú, mientras es investigado por la Fiscalía por presuntamente haber recibido dinero irregular de la constructora Odebrecht.

Las empresas no pudieron convencer a la autoridad del bloque comunitario, que ya había objetado la posición dominante en la que quedaría la nueva empresa ferroviaria.

La Comisión Europea cree que una fusión dañaría la competencia en el mercado.

Bruselas, resumido en pocas palabras, ha vetado la operación por el riesgo de monopolio y ha juzgado insuficientes las concesiones de las partes, a pesar de los llamamientos para que se autorizada, con un reclamo: es la única alternativa para afrontar la creciente competencia de China. Antes de hacerse pública la decisión, su par francés, Bruno Le Maire, había calificado de "error" que la Comisión no aceptara la fusión. Sin embargo, ambas empresas advirtieron de que las medidas mantenían el "valor económico e industrial" del acuerdo. Junto a su homólogo alemán, Peter Altmaier, anunció la presentación de propuestas para refundar las reglas de la competencia y promover una política industrial más ambiciosa para impulsar campeones europeos. Un matrimonio "en igualdad de condiciones" que dio el siguiente paso el 8 de junio de 2018, cuando presentó la solicitud de autorización de la Comisión Europea para convertirse en uno de los líderes mundiales en el sector del transporte. "Para ser claros. Está bien ser grande, pero este no es el problema aquí. Habría reducido significativamente la competencia en estas áreas, privando a los clientes, incluidos los operadores de trenes y los administradores de infraestructura ferroviaria, de una mayor oferta de proveedores", sostiene. La competencia de otros suministradores no habría sido suficiente para reemplazar la considerable pérdida de competencia debido a la fusión.

Respecto a los trenes de alta velocidad, el Gobierno comunitario ve "altamente improbable" que los fabricantes del gigante asiático pudiesen competir de forma efectiva con el supergigante resultante de la fusión de Siemens y Alstom. Según la comisaria, más del 90% de las actividades de la empresa estatal china tienen lugar dentro del país asiático, ninguna empresa china ha participado jamás en una licitación en Europa ni ha construido un solo tren de muy alta velocidad. "Y no hay perspectivas de entrada de China en el mercado europeo en el futuro previsible", ha zanjado Vestager.