Negocios

YPF anunció que baja sus precios en promedio un 1,2% - Economía

YPF anunció que baja sus precios en promedio un 1,2% - Economía

El precio de los combustibles en la petrolera estatal, que subió fuerte en 2018 (entre el 64 y el 72%), reflejará este lunes 7 de enero una baja, la segunda en los últimos 45 días. La medida responde a la baja de la cotización del barril de crudo internacional y a la estabilidad del tipo de cambio en las últimas semanas.

Por su parte para la Ciudad de Buenos Aires, la nafta súper de $37,21 a $36,99 (con una baja de 0,6%) y la premium o Infinia de $43,45 a $42,89 (1,2% menos).

La compañía YPF bajará a partir de la medianoche hasta un 3,2% los precios de sus combustibles en distintas regiones del país, lo que significa el segundo reacomodamiento a la baja consecutiva, con lo cual la Argentina pasará a tener los precios en las naftas y gasoil entre los más baratos de la región.

Por otra parte el gasoil Diesel 500 -que en diciembre había pasado de $33,76 a $34,84- quedó en $34,59 (un 0,71% menos) y el Infinia Diesel -en el último mes del año había saltado de $39,67 a $40,86- en $40,49 (un recorte del 0,90%).

Medida del CAL sobre Chávarry es de ejecución inmediata — Ugaz
Por su parte, Pedro Chávarry calificó de ilegal la suspensión por parte del Consejo de Ética del CAL . El doctor Ayala se puede reincorporar después de lo que determine este tribunal.

YPF precisó que el precio de todos sus combustibles bajarán hasta un -3,2% en distintas regiones del país, en tanto que la baja promedio de sus productos en todo el país es de -1,2%.

Nafta súper: bajó a $37,99 (estaba a $38,24).

Según el comunicado oficial emitido por la empresa este domingo, "esta baja adicionalmente absorbe la suba de los impuestos directos y los ajustes en los precios de los biocombustibles".

Traducido a precios, en la capital neuquina el litro de nafta súper pasó de 30,78 pesos a 30,48 pesos; la premium de 35,62 a 35,20 pesos; el gasoil común (Grado 2) de 35,40 a 34,99 pesos y; el premium de 41,83 a 40,99 pesos. El último aumento de los impuestos al dióxido de carbono (IDC) e impuesto sobre los combustibles líquidos (ICL) fue de +14,1%, de acuerdo a lo dispuesto por el Gobierno nacional a través de la Secretaría de Energía. Tal como ocurrió en aquella oportunidad, se estima que ahora las restantes petroleras -en particular Raizen, que opera la marca Shell y Axion- adopten medidas similares en las próximas horas. Estos citados aumentos (impuestos y bio) hubieran implicado una suba de precios de combustibles de hasta +4,3%.