Tecnología

Un plan de ciencia ciudadana halla un planeta potencialmente habitable

Un plan de ciencia ciudadana halla un planeta potencialmente habitable

Este planeta tarda 36 días en completar una órbita en torno a la estrella tipo K, de una masa equivalente al 80% de nuestro sol, según la Nasa.

El recién descubierto planeta K2-288Bb se halla en la constelación de Tauro, a unos 226 años luz de la Tierra, donde se hallan un par de estrellas tenues separadas por unos 8,2 millones de kilómetros, aproximadamente seis veces la distancia entre Saturno y el Sol.

La NASA anunció el descubrimiento, hecho con ayuda de los "ciudadanos científicos", de un planeta exterior a nuestro sistema solar llamado K2-288Bb, que estaría en condiciones de contener agua.

El TESS, que busca exoplanetas orbitando estrellas situadas a menos de 300 años luz de la Tierra, se basa en los datos ya recopilados por el telescopio espacial Kepler, el cual ha estado en órbita durante nueve años y ha confirmado la existencia de más de 2.600 exoplanetas.

"Es un descubrimiento muy emocionante debido a cómo fue encontrado, su órbita templada y porque los planetas de este tamaño parecen ser relativamente poco comunes", dijo Adina Feinstein, estudiante graduada de la Universidad de Chicago que habló sobre el descubrimiento el lunes 7 de enero. en la 233 reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Seattle.

Ambas trabajaban en ese momento como pasantes con Joshua Schlieder, un astrofísico en el Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, en ese momento.

MSP informó sobre bacteria Vibrio vulnificus, luego que esta causara una muerte
De acuerdo a las autoridades sanitarias, en el 90% de los casos se "asocia al consumo de frutos del mar poco cocidos o crudos ".

Cuando Huang dice "en tránsito" se refiere a la forma en que el Transiting Exoplanet Survey Satellite persigue el rastro, ya que es capaz de detectar el paso de un planeta por delante de su estrella anfitriona, lo que provoca una caída en su brillo y delata su presencia.

Pero los científicos requieren un tercer tránsito antes de reclamar el descubrimiento de un planeta candidato, y no hubo una tercera señal en las observaciones que revisaron.

Sin embargo, resultó que el equipo no estaba analizando todos los datos.

Aunque el telescopio Kepler nos dijo adiós hace un par de meses su legado continúa.

A medida que los científicos aprendieron cómo corregir estos errores sistemáticos, se eliminó este paso de recorte, pero los primeros datos de K2 que Barstow estudió se habían recortado. "Inspeccionar, o examinar, los tránsitos con el ojo humano es crucial porque el ruido y otros eventos astrofísicos pueden imitar los tránsitos".

Los colegas entonces comenzaron a publicar sus observaciones con otros colegas voluntarios, quienes comenzaron una discusión emocionada sobre la posibilidad de unn nuevo planeta Tierra.