Negocios

El tuit más compartido de la historia

El tuit más compartido de la historia

El más reciente que ha logrado batir tiene que ver con Twitter.

El sábado 5 de enero, el empresario prometió repartir 100 millones de yenes (807.000 euros) en efectivo entre 100 personas que siguieran su cuenta y retuitearan su publicación.

El mensaje de un magnate japonés se convirtió en el más retuiteado de la historia de la red social, con una fórmula difícil de fallar.

Pero Maezawa ofreció algún incentivo para que la gente compartiera su post. Para conseguirlo, solo sígueme y RT este tuit.

Hasta el lunes, el mensaje registraba más de 5,5 millones de retuits, superando al adolescente estadounidense Carter Wilkinson, quien lanzó una campaña viral en 2017 para obtener nuggets de pollo gratis de un año de parte de la cadena de comida rápida Wendy's, con un mensaje que obtuvo más de 3,5 millones de retuits.

Luis Henrique, juvenil Botafogo, reaccionó de manera violenta tras recibir un ‘caño’
Los protagonistas del hecho fueron los jugadores Luís Henrique de Botafogo y Guilherme de Cuiabá; el primero como agresor y el segundo como agredido.

La empresa dijo que necesitaría 18 millones de reuits.

Maezawa era baterista de una banda de rock, pero hizo su fortuna en el mundo de la moda.

En los últimos años, este multimillonario, propietario de latienda virtual de ropaZozotown, ha salido en las noticias japonesas por haberpagado precios récord por obras de arte contemporáneo.

Twitter es una red social llena de bots y de locos. Le gustaría crear una colonia de artistas cuando viaje a la Luna en 2023, por lo que creó una página web llamada Dear Moon en la que con un video expone sus intensiones.

Dato anexo. Además de tener el mensaje más compartido en Twitter, Yusaku Maezawa será -próximamente- el primer pasajero comercial de Space X, viajando al espacio. Obviamente, gracias al morbo que rodea internet, lo consiguió, pero su hazaña de tweet más retwitteado ha acabado hoy con la publicación de un multimillonario japonés que quiere regalar 1 millón de yenes.