Global

Compensan con 21 mdd a mujer obligada a trabajar los domingos

Compensan con 21 mdd a mujer obligada a trabajar los domingos

Marie Jean Pierre, una inmigrante haitiana de 60 años trabajó por más de 10 años como lavadora de platos en el hotel Conrad, en Brickell, Miami.

"No trabajo los domingos porque ese día es para honrar a Dios", afirmó Pierre en entrevista con la cadena estadounidense NBC.

Durante casi una década, su pedido fue respetado.

Ella asegura que cuando la contrataron dijo que no podía trabajar los domingos por sus creencias religiosas y considera que no debió haber sido obligada a asistir al trabajo en los domingos que faltó.

Sin embargo, en 2015, después de nueve años trabajando en el hotel, el gerente de cocina, George Colon, la incluyó el turno de los domingos.

Marie logró entonces que su pastor escribiera una carta al hotel explicando que eso significaba una violación de su fe religiosa, pero su jefe no le dio mayor importancia al reclamo, explicó The Washington Post.

Pierre cambiaba los turnos con sus compañeros hasta que fue despedida por "mala conducta, negligencia y ausencias injustificadas".

Pablo Pérez dejó Boca y firmó su contrato con Independiente
Pérez , de 33 años, es el primer refuerzo de Independiente de cara a la reanudación de la Superliga y la participación en la Copa Sudamericana .

Con este argumento ganaron la demanda y el jurado federal dispuso que la compensación para Pierre fuera de 21.5 millones de dólares, de los cuales $36,000 son para cubrir la pérdida de salario y beneficios al ser despedida y $500,000 por el daño emocional y la angustia causada. Bajo el argumento de que el hotel había discriminado sus creencias religiosas, y gracias a la asesoría que recibió en la Comisión, la misionera entabló una demanda judicial contra Park Hotels and Resorts - antes conocida como Hilton Worldwide -, la propietaria del hotel, alegando que allí habían violado la Ley de Derechos Civiles de 1964.

El abogado de Marie, Marc Brumer, explicó que esta era una pelea por la libertad religiosa.

Esta ley que citó Pierre prohíbe en Estados Unidos la discriminación en el empleo por raza, color, religión, sexo u origen. Pero remarcó que lo importante no era el dinero sino enviar un mensaje contra las empresas que no respetan las creencias.

La cifra restante, que correspondería a cerca de 21 millones de dólares, cubriría daños punitivos o ejemplares, que son los que se otorgan para castigar a un acusado por negligencia o en graves casos de mala conducta.

Ahora, la empresa debe pagarle 21.5 millones de dólares a la trabajadora.

Sin embargo, el abogado de la cocinera indicó que posiblemente Marie no recibirá más de 300 mil dólares. El jurado, al parecer, desconocía esta condición cuando tomó su decisión, explicó Brumer.

"Durante los 10 años que la señora Pierre trabajó en el hotel se hicieron múltiples concesiones para cumplir con sus compromisos personales y religiosos", sostuvo la compañía.