Global

García Juliá estuvo huido en Bolivia, Chile, Argentina, Venezuela y Brasil

García Juliá estuvo huido en Bolivia, Chile, Argentina, Venezuela y Brasil

Este miércoles, con 65 años y tras permanecer 24 huido de la justicia, fue detenido en una residencia en Barra Funda, un barrio de la zona oeste de la Sao Paulo (Brasil), después de pasar en este tiempo por Chile, Argentina o Venezuela. Cuatro personas resultaron gravemente heridas, pero lograron sobrevivir: Dolores (Lola) González Ruiz, casada con Sauquillo; Miguel Sarabia, Alejandro Ruiz-Huerta y Luis Ramos Pardo.

En 2001 la Audiencia Nacional, a petición de Izquierda Unida, solicitó la extradición de García Juliá, quien aprovechó que había adquirido la libertad condicional en 1992 para escapar del país. Fue detenido años más tarde por narcotráfico en Bolivia, donde pasó varios años en prisión.

En 2017 se emitió una orden internacional de detención, momento en el que se iniciaron las gestiones más intensas para dar con el paradero de García Juliá.

El juicio por la matanza de Atocha se celebró en 1980 y condenó a José Fernández Cerrá y a García Juliá a 193 años como autores materiales.

Un comisario y un inspector jefe de la Policía Nacional se han desplazado a Brasil para abrir los trámites de extradición de García Juliá y para participar en una rueda de prensa con los agentes de este país que han procedido al arresto, según han explicado las citadas fuentes. En ese momento se iniciaron las gestiones para su detención, después de cotejar las huellas dactilares y corroborar que se trataba de la persona buscada.

La matanza de Atocha, un atentado de la extrema derecha en los estertores del franquismo, fue cometido -según el fallo de la sentencia posterior- por un grupo "activista e ideológico", que rechazaba "el cambio institucional que se estaba produciendo en España".

George Hw Bush: Carlos Salinas de Gortari asiste a funeral
Bush será enterrado al lado de su esposa Bárbara y su hija Robin , que murió de leucemia cuando apenas tenía tres años. Ante la presencia de numerosos mandatarios y expresidentes durante el funeral de George H.W.

El 24 de enero de 1977 dos pistoleros ultraderechistas, uno de ellos el ahora detenido en Brasil, irrumpieron en el despacho laboralista y asesinaron a tiros a los abogados Enrique Valdelvira, Javier Sauquillo y Luis Javier Benavides, el estudiante Serafín Holgado y el administrativo Ángel Rodríguez. Ese cambió concluyó con la Constitución de 1978.

La conocida como Matanza de Atocha se convirtió en uno de los símbolos de la transición a la democracia en España, cuando quedaban dos meses para la legalización del Partido Comunista de España (PCE) y a cinco meses de la celebración de las primeras elecciones democráticas después de cuatro décadas de dictadura.

Los integrantes de aquel comando eran: Francisco Albadalejo, José Fernández Cerrá, Leocadio Jiménez Caravaca y Carlos García Juliá, todos ellos condenados a penas de entre 73 y 193 años.

La actual alcaldesa de Madrid y compañera de los abogados de Atocha, Manuela Carmena, valoró hoy la detención de García Juliá.

Este ataque terrorista conmocionó a la sociedad española, y cada año, el 24 de enero, se recuerda en Madrid este suceso con actos en la céntrica plaza de Anton Martín, cercana al depacho, y en donde una escultura, El Abrazo, de Juan Genovés, rinde memoria a los abogados muertos y las víctimas del atentado.