Deporte

"Estoy supremamente feliz, no puedo ni hablar", Caterine Ibargüen

La atleta colombiana Caterine Ibargüen, una de las cinco finalistas del trofeo a la Atleta Mundial del Año, suspendió la rueda de prensa que tenía prevista a las 15.30. Colombia es un país que vibra con lo bueno que hace.

"Me siento supremamente feliz, no puedo hablar", empezó la colombiana una vez en el escenario para recibir el premio.

"Dedico este premio a Dios, a mi profesor Ubaldo Duany, que sin él no hubiera sido posible, a mi grupo de trabajo Global, a Colombia entera, a mi familia", afirmó.

Llega Evo Morales a la Ciudad de México
No somos un Estado mendigo ni limosnero, no voy a estar estirando la mano, como alguien decía, esperando, extender la mano. En el trabajo infantil, remarcó, "hay una reducción del 50 %".

"Creo que terminaré mi carrera deportiva después de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero esto me llena de una esperanza grande para seguir dando resultados para Colombia y seguir con disciplina en este deporte, que es lo que me mantiene a pesar de los dolores", confesó Ibargüen. Sabía que estaba entre las mejores del mundo, pero no sabía que se me iba a nombrar como mejor deportista, porque había cinco atletas excelentes. Ganó la Liga Diamante de la especialidad de triple en 2013, 2014 y 2015, los títulos mundiales de Moscú 2013 y Pekín 2015 y además alcanzó su actual récord personal (15 metros con 31 centímetros) el 8 de julio de 2014 en Mónaco. Sólo perdió en Birmingham, el 5 de junio de 2016, otra vez ante la kazaja Olga Rypakova, la misma que le había privado del oro en Londres 2012.

A sólo cuatro horas del anuncio oficial de la ganadora del trofeo, que será entregado durante la Gala del Atletismo Mundial en el Fórum Grimaldi, la campeona olímpica de triple salto ha tenido que visitar tiendas para adquirir una indumentaria adecuada para el acto. La antioqueña se convierte en la segunda latinoamericana que recibe el premio, 29 años después del éxito de la cubana Ana Fidelia Quirot.