Global

Trump espera que demócratas y republicanos puedan "trabajar juntos"

Trump espera que demócratas y republicanos puedan

El presidente de EE.UU., Donald Trump, celebró el miércoles que los candidatos republicanos que apoyó tuvieron "gran éxito" durante las elecciones de medio término, y a la vez criticó a los que evadieron su respaldo previo al resultado que dejó al Congreso dividido entre los demócratas dominando la Cámara de Representantes y los republicanos en control del Senado.

"Esas son algunas de las personas que decidieron por su propia razón no sumarse, ya sea por mí o por lo que defendemos", dijo Trump.

Aludiendo al Senado, Trump dijo que "esta elección muestra una gran ganancia" y añadió que "la carrera para gobernadores fue increíble".

En otro momento, Trump señaló que el vicepresidente Mike Pence será su compañero de fórmula para las elecciones de 2020, cuando espera conseguir un segundo mandato en la Casa Blanca. "La respuesta es sí", dijo Trump tras escuchar la respuesta de Pence. "Esto fue inesperado, pero me siento muy bien", agregó. "¡Ese juego es para dos!", escribió el mandatario. "Se trata de restablecer los controles y los balances de la Constitución para la administración Trump", expresó Nancy Pelosi, líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, la noche del martes.

Los demócratas finalmente consiguieron los 23 escaños necesarios para recuperar una mayoría en la Cámara de Representantes que los republicanos ostentaban desde 2011, según proyectaban este martes las principales cadenas de noticias, aunque faltaban todavía establecerse las bancas exactas. En el Senado, por el contrario, el mapa era mucho menos favorable para los progresistas, porque tenían que defender más asientos que los republicanos, y en estados especialmente conservadores.

Asesina a su nuera por negarse a tener relaciones con él
En tanto que el agresor fue detenido y enfrentará una condena por feminicidio agravado . El hombre enojado tomó un cuchillo de la cocina y la apuñaló en diversas ocasiones.

Los presidentes de Estados Unidos usualmente pierden en la Cámara baja en las elecciones de medio período de su primer mandato, tal como ocurrió con el exmandatario Barack Obama en los comicios legislativos del 2010.

Este importante hecho político rompe con la hegemonía republicana en el Congreso y tras 22 meses en la presidencia, a Trump le aparece una talanquera en el camino pues ya no podrá contar con los dos cuerpos del Legislativo para que le pasen fácilmente sus iniciativas.

"Pueden jugar ese juego, pero nosotros jugamos mejor", adelantó.

La ola azul (el color con el que se identifica al partido demócrata) fue más bien una "onda", señalaba anoche la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, anticipando la reacción del presidente Trump. Es que estos comicios se habían convertido en fundamentales para establecer el rumbo del país, en un Estados Unidos extremadamente polarizado como nunca antes, y un presidente controvertido, con lenguaje incendiario, racista y xénofobo.