Cultura

Gisela Barreto lo hizo de nuevo: "No degeneremos a los niños"

Gisela Barreto lo hizo de nuevo:

De acuerdo a lo que publicó Infobae.com, durante el ciclo que conduce por la pantalla de la señal TLV 1, Barreto realizó una curiosa metáfora para explicar los peligros que, según ella, tiene la práctica del sexo anal.

Las reacciones en redes sociales fueron inmediatas, pero no todo fueron burlas y chistes. "Yo hago esto. Tomo el agua", arrancó la rubia y pidió a los televidentes que visualicen una mesa cenando con muchas personas. Yo puedo tomar el agua y la apertura, la abertura del vaso, está arriba.

Barreto sigue su particular explicación indicando que 'el agua va a salpicar a todos los comensales, incluido a mi.

La Profeco supervisará a comerciantes en el Buen Fin
Si te es posible, liquida el monto restante de la promoción antes del plazo establecido. Recuerda que estás comprometiendo tus ingresos futuros.

Desde la Fundación Huésped se refirieron al tema con ironía y con humor a través de Twitter: "Si el fin de vas a usar vaso, que sea con preservativo", escribieron, junto con una foto de un vaso dado vuelta y un preservativo. "Yo voy a responder 'es mi vaso y yo con mi vaso hago lo que quiero'", sostuvo.

Después puso el vaso al revés, tiró agua encima de él y con un halo de misterio anticipa lo que pasa.

"Esto es lo que les están enseñando a los chicos, que con tu cuerpo haces lo que querés y que con tu recto podés tener relaciones sexuales, pero no, señor, no se puede porque te lastimás, y te degenerás”, dice Gisela". Porque te lastimás, lastimás a los demás y te degenerás. "Si lo sirvo de culete, me mojo con el agua, mojo a los comensales y estoy molestando y es una falta de respeto", terminó. "Whattttt??? BARRETO, Berreta imagen, ofendiendo con tu OPUSDEI nuestra bandera hablando del recto, seguramente el enchastre lo hiciste en tu bidet, tratando de lavártelo #NoPodés con el bidet noooo!", inició la One. Saca la bandera y hablá de qué hacemos con los que usan su recto como elemento de placer. "Amen berreta", tiró la lengua karateca.