Tecnología

Adiós, Kepler: El telescopio espacial se jubila oficialmente

Adiós, Kepler: El telescopio espacial se jubila oficialmente

"Debido al agotamiento del combustible, la nave espacial Kepler ha llegado al final de su vida útil", dijo Charlie Sobeck, ingeniero de sistemas de proyectos en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California.

Ya superado el tiempo de vida esperado, Kepler, de 9 años y medio, llevaba tiempo resistiendo con muy poco combustible. Su capacidad de apuntar a estrellas distantes e identificar posibles mundos empeoró mucho a inicios de octubre, pero los controladores de vuelos aún consiguieron extraer sus más recientes observaciones.

"Kepler abrió la puerta para la exploración del cosmos por parte de la humanidad", dijo William Borucki, científico retirado de la NASA, quien dirigió el equipo científico original de Kepler.

La NASA anunció que ha decidido poner fin a la misión del telescopio espacial Kepler, un instrumento que ha servido para descubrir más de 2,600 exoplanetas en los últimos nueve años. Nos mostró mundos rocosos del tamaño de la Tierra que, como la Tierra, podrían albergar vida.

"Ha revolucionado nuestro entendimiento de nuestro lugar en el cosmos", dijo el director de astrofísica de la NASA, Paul Herz.

Entre sus más recientes descubrimientos está la teoría de que entre el 20 y el 50 por ciento de las estrellas visibles desde nuestro planeta en el cielo nocturno tienen alrededor planetas del tamaño de la Tierra.

Heidi Klum se convierte en "Fiona" para Halloween
En esta oportunidad, la modelo y su novio, el guitarrista Tom Kaulitz , han recreado a una de las parejas más conocidas del cine animado.

Gracias a Kepler, también sabemos que hay más planetas que estrellas en la Vía Láctea. "Antes de lanzar Kepler, no sabíamos si los planetas eran comunes o inusuales en nuestra galaxia".

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) decidió retirarlo dentro de su órbita actual, lejos de la Tierra, luego de que el observatorio espacial se quedara sin combustible.

La sonda espacial Dawn fue lanzada en 2007 para explorar los dos objetos más grandes del cinturón de asteroides: el planeta enano Ceres y el asteroide Vesta.

La desaparición de Dawn es la última de una serie de problemas con naves espaciales para la NASA.

A pesar de que ya no estará en servicio, sus hallazgos serán la base para el satélite TESS, lanzado en abril de este año, con nuevos lotes de datos para la búsqueda de planetas que orbitan alrededor de 200 mil estrellas brillantes y cercanas a la Tierra.

Una vez que la nave espacial perdió comunicación programada con la Red del Espacio Profundo de la NASA el miércoles y el jueves, la agencia espacial la declaró oficialmente muerta.