Global

Te contamos en qué se diferencian sus propuestas económicas — Bolsonaro y Haddad

Te contamos en qué se diferencian sus propuestas económicas — Bolsonaro y Haddad

La clave para que Haddad se acerque a los porcentajes de Bolsonaro reside en el centroizquierdista Ciro Gomes, que tenía 12,5 por ciento de los sufragios.

De acuerdo a las normas electorales brasileñas, la segunda vuelta es necesaria cuando ningún candidato supera el 50 % de los votos. Y tener un impacto psicológico capaz de atraer otras adhesiones.

Gomes dijo el domingo que discutiría con los líderes del PDT la posición para la segunda vuelta, pero adelantó un posible apoyo: "Haré lo que hice toda mi vida, que es luchar por la democracia y contra el fascismo". Todo, de cara a la segunda vuelta electoral del 28 de octubre, en la que se enfrentará con el izquierdista Fernando Haddad (29% del electorado), el mismo que llamó a conformar una "coalición democrática" para enfrentar al exmilitar.

El domingo, Bolsonaro se quejó en Facebook de "problemas" con las urnas electrónicas que, según afirmó, le impidieron ganar en primera vuelta.

Denunció también los recursos financieros así como el apoyo de "una parte de los medios" de que dispondría el PT, aunque prometió trabajar para "unir a los brasileños".

Antes del escrutinio, los resultados a boca de urna del instituto Ibope daban 45% a Bolsonaro y 28% a Haddad.

En la elección más polarizada desde el final del gobierno militar en 1985, Bolsonaro cuenta con el respaldado de un grupo de generales retirados que aboga públicamente por la intervención militar si continúa la corrupción.

Las elecciones presidenciales, legislativas y regionales concluyeron el domingo 7 de octubre en Brasil, tras el cierre de los colegios de las regiones del norte y noroeste del país, los únicos que permanecían abiertos.

Tom Hardy revela detalles de Venom
Venom , concebido inicialmente como un gran villano, actualmente es uno de los más importantes antihéroes de Marvel Comics .

Según el conteo parcial, las plazas por Minas Gerais serán ocupadas por Rodrigo Pacheco (Demócratas) y Carlos Viana (Partido Humanista Solidario), que tienen el 20,60 y 20,29% de los votos, respectivamente. Su dominio en las redes sociales es, no obstante, incontestable.

Para Haddad, el trabajo de las próximas tres semanas será duro y cuesta arriba; la distancia hasta la mayoría absoluta parece insalvable.

Su identificación total con Lula le permitió ganarse a sectores que se beneficiaron de las políticas de inclusión social del exmandatario (2003-2011).

Pero puede comprometer su acercamiento a grupos y partidos que ven al líder de la izquierda como sinónimo de corrupción y de políticas estatistas a las que acusan de haber sumido a Brasil en una recesión de dos años de la que empezó a emerger penosamente en 2017.

Por eso muchos cuestionan si fue buena la idea de visitar a Lula este lunes.

Haddad recordó además que como ministro de Educación de Lula trabajó junto a la ecologista Marina Silva y al centroderechista Henrique Meirelles, que presidió durante esa época el Banco Central.

Jair Bolsonaro, que disputará el segundo turno de la presidencial brasileña contra el candidato de izquierda Fernando Haddad, tiene cinco hijos: cuatro varones y una niña.

Gracias a esa poderosa coalición, Alckmin tuvo el mayor tiempo de propaganda electoral en la televisión, pero cuando la campaña comenzaba, el candidato del PSL, que apenas tendría ocho segundos diarios para dirigirse a los votantes, fue acuchillado durante un mitin.