Global

Haddad, obligado a conquistar la abstención para evitar la victoria de Bolsonaro

Haddad, obligado a conquistar la abstención para evitar la victoria de Bolsonaro

En las últimas horas había aumentado la tensión ante la posibilidad de que Bolsonaro consiga un triunfo ya en primera vuelta debido a su constante subida en los sondeos en la recta final de la campaña, pese a las fuertes protestas contra su candidatura.

El ultraderechista Jair Bolsonaro ganó por amplio margen la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil, pero deberá medirse con el izquierdista Fernando Haddad el próximo 28 de octubre.

Mientras en un hotel en el centro de São Paulo, donde esperaban los seguidores de Haddad, se escucharon gritos de júbilo y alivio al divulgarse los resultados, en la explanada de los ministerios de Brasilia, los partidarios de Bolsonaro reaccionaron con desilusión.

Ciro Gomes (del Partido Democrático Laborista - PDT) quedó 3º con 12,48%, y Geraldo Alckmin (del Partido Social Democrático - PSDB) 4º, con 4,77%. "Pero voy a hablar institucionalmente y, si se dispone, vamos a tratar estos asuntos", adujo.

El Partido de los Trabajadores (PT), que lidera el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva desde la cárcel, será la primera minoría en la Cámara de Diputados, según los resultados de los comicios del domingo divulgados hoy. "Creemos que hay mucha cosa en juego", afirmó. Es el centroizquierdista Ciro Gomes, un temperamental abogado y caudillo del nordeste, que podría tener, con sus 12,5% de votos, el empujón necesario acceder a la presidencial.

En Río de Janeiro el más votado fue el exjuez federal Wilson Witzel, del Partido Social Cristiano (PSC), que tampoco figuraba entre los favoritos pero quedó en primer lugar y echó fuera de la disputa al senador y exfutbolista Romario, campeón mundial con Brasil en 1994.

Fernando Haddad, el candidato designado por Lula da Silva, ha hecho un llamamiento a la unidad de los demócratas. Sin el centro no se gana una elección y menos aún se gobierna, entonces precisa esos apoyos ya.

Manchester City, Chelsea y Liverpool: tres líderes en la Liga Premier
Además, otro que se arrimó fue Arsenal (18) que goleó por 5-1 al Fulham (5) y quedó cuarto. El problema fue que no creamos lo suficiente, aunque al final tuvimos ocasiones.

Haddad, un exalcalde de Sao Paulo poco conocido en otras regiones, heredó una buena parte del electorado de Lula, sobre todo entre la población pobre que mejoró sus condiciones de vida bajo su gobierno (2003-2011).

Pero también se le auguraría difícil la gobernabilidad para Haddad, que debería lidiar con un Legislativo más conservador y con un gran sentimiento 'antipetista', que asocia al partido de Lula con la corrupción y a su sucesora Dilma Rousseff (destituida por el Congreso en 2016) con el mal manejo económico.

El exmilitar, de 63 años, tendrá que tratar sobre todo en reducir sus elevados índices de rechazo -de 45%, según la encuestadora Datafolha- cosechados a lo largo de una carrera plagada de declaraciones misóginas, homófobas y racistas, además de su justificación de la tortura durante la dictadura militar (1964-1985).

En campaña, Bolsonaro ha aprovechado la ola de enfado contra la clase política tradicional tras descubrirse una de las mayores tramas de corrupción del mundo y el aumento de la delincuencia en un país con más asesinatos que cualquier otro.

Impulsados por temas como la seguridad pública y el combate a la corrupción, 961 candidatos militares se postularon para alguno de los cargos de elección popular, de los cuales al menos un 8% consiguió ser elegido, según la estatal de noticias Agencia Brasil.

"Los electores de izquierda están desesperados para que no resulte electo un hombre a quien consideran como una amenaza para la joven democracia del país".