Global

Elecciones pospuestas en Kandahar tras ataque talibán

Elecciones pospuestas en Kandahar tras ataque talibán

La comisión electoral de Afganistán pospuso una semana las elecciones legislativas de mañana sábado en la provincia de Kandahar, luego de un ataque mortal en el que murieron dos altos funcionarios provinciales, incluido un destacado jefe de la policía.

El general estadounidense Scott Miller "no está herido", señaló en un comunicado el portavoz de la misión de la OTAN, el coronel Knut Peters. Los insurgentes añaden que su objetivo eran tanto Raziq como Miller. El ataque iba dirigido contra "el general Raziq y/o el gobernador" Zalmai Wesa, añadió. En un encuentro de emergencia, Ghani nombró esta tarde una delegación encabezada por el jefe del NDS, Masoum Stanekzai, para realizar una investigación "exhaustiva" del atentado y responder a la actual situación en Kandahar, en "calma" y bajo "control", según aseveró en rueda de prensa el jefe del Ejército, Sharif Yaftali.

Poco antes un canal de televisión afgano había informado que los guardias del gobernador dispararon contra policías locales y soldados estadounidenses, matando al jefe policial de Kandahar en medio de una reunión de seguridad en la provincia.

Un responsable del hospital de Kandahar dijo a la AFP que varios dirigentes habían ingresado en urgencias. No pudo dar más precisiones por el momento.

El atacante, quien era un guardaespaldas del gobernador, también murió en el incidente. "Fue abatido", afirmó a la AFP una fuente de seguridad en Kandahar.

Arabia Saudita admite asesinato de Jamal Khashoggi en su consulado
La prensa estatal de Arabia Saudí reportó que los fiscales del reino creen que el periodista Jamal Khashoggi murió en el consulado saudí en Estambul durante una "riña".

De inmediato, los talibanes asumieron la autoría del tiroteo que descabeza la cúpula de seguridad de una de las provincias afganas más estratégicas y disputadas. "En cuanto salí del edificio empezó el tiroteo", declaró.

Al menos otras dos personas murieron en el ataque que se registró dos días antes de la celebración de elecciones legislativas en Afganistán.

La campaña electoral se ha visto salpicada de atentados durante los mítines, lo que ha causado decenas de civiles muertos.

Para garantizar la seguridad en 5.000 colegios electorales, se desplegarán unos 54.000 miembros de las fuerzas de seguridad. Les piden que "impidan que sus alumnos y sus colegas" participen en los comicios y en su organización, para que no resulten "heridos en los ataques de los muyahidines".