Global

Desgarrador: para salvar a su familia, ofrecía la plata del Ratón Pérez

Desgarrador: para salvar a su familia, ofrecía la plata del Ratón Pérez

Fue después de que delincuentes entraron a robar a su casa, en la ciudad de La Plata.

Todo empezó alrededor de las 22 en la zona de 419 y 148. Habrían sido cuatro los ladrones y, según el testimonio de las mujeres, habrían estado armados. Los fuertes ruidos despertaron al nene, quien desesperado le ofreció a los delincuentes 200 pesos que tenía de una visita del Ratón Pérez para salvar a su mamá y su abuela.

Un hermano de la víctima le contó en la tarde de ayer a este diario los pormenores del violento caso de inseguridad.

"Pero además tuvo que soportar que los delincuentes ni siquiera le permitieran bajar del auto a mi sobrinita, que estuvo sola, encerrada y llorando durante casi una hora", reveló después con toda la indignación a flor de piel.

Acusan fraude en La Academia tras triunfo de Paola Chuc
A diferencia de sus compañeros, Horacio Villalobos aseguró que le había encantado porque hubo emoción y entrega. Paola: Se me olvidó otra vez y Dalia: Ya lo sé que tú te vas.

Al respecto, indicó que "a mi hermana le pegaron un par de culatazos en la cabeza".

El pequeño estaba durmiendo y se despertó al escuchar los gritos y amenazas de los ladrones contra su familia.

Al darse cuenta de lo que pasaba, el menor bajó del segundo piso y le habló directamente a los ladrones, ofreciéndole los 200 pesos que le había dejado el ratón de los dientes ese mismo día (poco más de 3.500 en moneda chilena), a cambio de dejar de agredir a su familia. "Y los tipos le robaron ese dinero", relató su tío.

Antes de irse, cuando quisieron robarle el anillo de casamiento, la dueña de casa vivió otro momento de terror debido a que la alianza no salía de su dedo. "'Fue porque necesitaban espacio en el auto para cargar electrodomésticos -entre ellos dos televisores- y ropa que robaron, junto con una alianza, 1.200 pesos y los otros 200 pesos que le sacaron a mi sobrino", detalló el hombre. Por suerte, aceptaron que pudiera ayudarse con agua y jabón.