Global

Xavi Hernández pide la libertad de los golpistas en la Diada

Xavi Hernández pide la libertad de los golpistas en la Diada

En Barcelona se realiza una multitudinaria marcha, en un clima pacífico y festivo, donde otras comunidades españolas como la vasca participan para manifestar su apoyo.

Los asistentes a la masiva manifestación han llenado la avenida Diagonal de Barcelona en todo su recorrido, entre la plaza de les Glòries y el Palau Reial, muchos de ellos enarbolando banderas "esteladas" y vestidos con las camisetas flúor de color coral que patrocinaba la ANC. Los concentrados se han ido sumando a la "ola sonora", por tramos y de forma algo caótica, haciendo oír sus gritos reivindicativos hasta que el clamor ha llegado hasta la altura del Palau de Pedralbes, escenario central del acto.

Según la ANC, 460, 000 personas se habían inscrito para esta movilización bajo el lema "Hagamos la República Catalana", aunque la Guardia Urbana elevó ese dato a un millón de personas, cifra idéntica a la que ofreció el año pasado.

El vicepresidente del gobierno catalán, el independentista Pere Aragonès, puso hoy como condición la libertad de "todos los presos políticos" y el "libre retorno de los exiliados" con vistas a un diálogo "sincero y honesto" y una "negociación" con el Ejecutivo español, que preside el socialista Pedro Sánchez. "Las dos partes deben estar en igualdad de condiciones en la mesa", aclaró.

La desgracia que golpeó a un integrante de los Backstreet Boys
Realmente estábamos mirando al futuro para conocerla", escribió Carter y también indicó que tenía "el corazón destrozado".

La manifestación "por la República Catalana" fue criticada como sectaria por los no independentistas, y ni la alcaldesa de Barcelona, la izquierdista Ada Colau, ni los socialistas catalanes participarán este año.

No es la primera vez que Xavi se posiciona en favor de los independentistas.

Los independentistas buscaban demostrar este martes que conservan su fuerza a un año del referéndum de autodeterminación ilegal del 1 de octubre y la declaración de independencia del 27 de ese mes, que llevó a Madrid a intervenir la autonomía de Cataluña. "Honrado de celebrar mi primera Diada como president en Sant Boi y con la gente del Baix Llobregat para rendir homenaje a la tumba de Rafael Casanova, que fue conseller en cap hace 300 años".

La líder de Ciudadanos (liberales), principal partido de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, aseguró que la celebración institucional de la Diada es una "muestra de la no normalidad", ya que los actos organizados por el gobierno catalán "excluyen a más de la mitad de los catalanes", es decir, los contrarios a la independencia.