Global

Nuevas denuncias alejan nominación de Kavanaugh

Nuevas denuncias alejan nominación de Kavanaugh

El juez conservador nominado por Trump para el Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, acusado por dos mujeres de acoso sexual, se ha defendido de las acusaciones diciendo que en el momento de los hechos "era virgen". Christine Blasey Ford fue la señora que elevó la primera acusación ante el magistrado. "Es una calumnia simple y llanamente", apostilló. "No me intimidarán para que me retire de este proceso", añadió en el texto destinado a la Comisión Judicial del Senado, encargada de examinar su candidatura.

Kavanaugh negó sin embargo las acusaciones.

Una semana antes, Blasey Ford, conocida de Kavanaugh de la misma época había denunciado en el diario The Washington Post, que el juez la había agredido sexualmente en una fiesta.

Por su parte, el presidente Donald Trump calificó este lunes como "declaraciones altamente sin fundamento de personas representadas por abogados" las acusaciones en contra de su nominado.

Trump se refirió a Kavanaugh como un "buen hombre con un pasado intachable". "En mi opinión, es totalmente político".

En la década de 1990, dirigió una investigación sobre el suicidio del asesor de Bill Clinton Vince Foster, quien fue vinculado con la controversia Whitewater que comenzó como una investigación sobre las inversiones inmobiliarias de la pareja presidencial.

"Que gente salga así de la nada, con algo que pasó hace 36 y hace 30 años y que nunca lo mencionó".

Pero con estas acusaciones, el panorama no es el mejor para el conservador y el mismo Trump.

Acusa Morena anomalías en 80% de votos de Puebla revisados
Además, reportó a su dirigencia la presunta presencia de paquetes duplicados, como en el caso de la casilla 82 contigua del Distrito 26, de Ajalpan.

La senadora Dianne Feinstein, la demócrata de mayor rango en el Comité Judicial del Senado, pidió aplazar la consideración del candidato a la Corte Suprema después de que se revelara el segundo caso de acoso contra él.

A pocas semanas de las legislativas en Estados Unidos, que la oposición demócrata busca presentar como un referéndum sobre Trump en el ecuador de su mandato, esta audiencia podría afectar los resultados de los comicios. Trabajó para la casa de moneda de Estados Unidos.

El republicano acusó a los demócratas de ser unos "maestros de la estafa" y aseguró "ni ellos se creen [las acusaciones]".

Después de "seis días de evaluar cuidadosamente sus recuerdos y consultar con su abogado, Ramírez dijo que se sentía lo suficientemente segura de sus recuerdos" para hablar públicamente, según el informe.

Un asistente de uno de los senadores que investigaban la historia dijo que "las acusaciones parecen creíbles y las tomamos muy en serio". Deborah Ramirez describió el incidente luego de ser contactada por la revista The New Yorker.

La fecha para la votación sobre la nominación del juez a la Corte Suprema es objeto de tensas negociaciones.

Aunque otros republicanos han intentado desvirtuar las versiones de las mujeres, Trump fue más allá.

Los senadores republicanos querían asegurar la designación del juez antes de las elecciones parlamentarias del 6 de noviembre.