Negocios

Luis Caputo renunció al Banco Central

Luis Caputo renunció al Banco Central

En su lugar como vicepresidente de la entidad monetaria continuará Gustavo Enrique Cañonero y sin dudas es un revés inesperado para las autoridades del Banco Central. Argentina ya pidió en junio una línea de 50.000 millones, el mayor rescate del FMI hasta la fecha. Pero la realidad, es que fue algo que ya se venía pergeñando y no se trató más que de un pedido y acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Caputo mantenía fuertes diferencias con el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne. Entre otros temas, sus estudios analizan el efecto de las crisis financieras y los costos de los defaults soberanos. Sandleris es enemigo de las tasas de interés elevadas por mucho tiempo, como la actual del 60% que fijó el Banco Central, porque -asegura- afectan negativamente el crecimiento. Además, el funcionario considera que Hacienda, el ministerio de Finanzas y el Banco Central deben trabajar en sintonía.

Sandleris recibió su Doctorado en Economía de Columbia University en 2005, su Maestría, también en Economía, de la London School of Economics y su Licenciatura en Economía de la Universidad de Buenos Aires.

Con motivo del paro, Aerolíneas Argentinas reprogramó los vuelos del lunes
Los usuarios que deseen devolver los tickets adquiridos lo podrán hacer a través del mismo canal que utilizaron para la compra. Además, la aerolínea de bandera les pidió "a los pasajeros no concurrir a los aeropuertos durante el día del paro".

Se desempeñó desde finales de 2015 y hasta mediados de 2016 como Secretario de Finanzas de la provincia de Buenos Aires. En diciembre de ese mismo año lo convocó Dujovne para que ocupe el rol de jefe de asesores del ministerio de Hacienda.

Luis Caputo dio un portazo y presentó su renuncia a la conducción del Banco Central, en medio de una disputa interna -nunca blanqueada- en las entrañas del Gobierno por el manejo de la política monetaria.

Realizó trabajos de consultoría e investigación para el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Procuración General del Tesoro y varios bancos de inversión y gobiernos de América Latina.