Global

Hoy dictan sentencia contra Abimael Guzmán por caso Tarata

Hoy dictan sentencia contra Abimael Guzmán por caso Tarata

Todos fueron absueltos por el delito de tráfico ilícito de drogas. "Los enemigos del Perú deben permanecer en la cárcel", escribió el presidente peruano Martín Vizcarra en Twitter.

Las labores de inteligencia de la Policía Nacional lograron la captura de Guzmán dos meses después, el 12 de septiembre de 1992, junto a su cúpula en una discreta casa de Lima.

La sentencia incluyó a una decena de dirigentes históricos de Sendero, integrantes del Comité Central de la banda armada, que conocía de las acciones armadas como el en cuestión.

Guzmán ha rechazado en juicio haber ordenado el ataque.

El 16 de julio de 1992, terroristas de Sendero colocaron un vehículo cargado con 500 kilos de dinamita en la estrecha calle Tarata, en el centro del municipio limeño de Miraflores, que, al explotar, destruyó varios edificios y dejó 25 muertos, 155 heridos y 360 familias damnificadas. Hoy, en el lugar hay una fuente agua y un monumento en recuerdo a las víctimas.

Fue la primera vez que un objetivo civil fue blanco de un atentado en Lima.

NFL2 días , Kaepernick aplaude protestas de jugadores NFL durante Himno
Stills y Wilson hicieron esta práctica durante toda la pretemporada, y aseguraron que continuarían haciéndolo. No han retrocedido, incluso cuando han sido atacados e intimidados.

"Los castigasen como los castigasen, mi pierna no me va a volver a crecer y las 25 personas que fallecieron acá no van a revivir", dijo Vanessa Quiroga, quien tenía cuatro años al momento del atentado, al diario El Comercio.

De hecho, había asistido en libertad hasta el 29 de mayo a las audiencias del prolongado juicio, iniciado en febrero de 2017. Las sesiones se celebraron bajo severas medidas de seguridad en la base del Callao, donde Guzmán está recluido.

Guzmán cumple condena desde fines de 1992, cuando un tribunal lo sentenció bajo el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000).

Los métodos crueles de Sendero Luminoso contra poblaciones civiles en los Andes fueron comparados con los del Jemer Rojo en Camboya.

Según la Comisión de la Verdad, creada para investigar la guerra interna en Perú, los rebeldes dejaron un automóvil en movimiento cargado con explosivos en Tarata después de que se les impidió estacionarlo frente a un banco.