Global

Hijo del \'Chapo\' Guzmán, entre los 10 más buscados por la DEA

Hijo del \'Chapo\' Guzmán, entre los 10 más buscados por la DEA

"Alfredillo", uno de los dos hijos de "El Chapo", levantado el 15 de agosto de 2016 por un comando armado en el restaurante "La Leche" ubicado en Puerto Vallarta, Jalisco, es buscado por los delitos de conspiración por posesión e intento de distribuir sustancias controladas, así como por conspirar para importar y exportar sustancias controladas para su distribución.

Las autoridades estadounidenses señalan a Guzmán como el encargado de coordinar entre 2004 y 2005 los envíos de cocaína, marihuana y heroína a ese país, y giraron una orden para detenerlo en 2009. La Secretaria de la Marina lo considera como uno de los líderes actuales del Cártel de Sinaloa.

Esto contrasta con su situación en México, donde el joven no enfrenta ningún cargo, según el diario El Universal.

Un veterinario revela qué siente un perro antes de morir
Los últimos momentos del animal suelen ser frenéticos y ellos miran a su alrededor para buscar a sus dueños ", indicó en un tuit. Has sido el centro de su mundo TODA SU VIDA. "Ellos buscan en cada rostro la persona que aman".

Derivado de su participación en diversos ilícitos cometidos en la Unión Americana, el Departamento del Tesoro del Gobierno de EU lo agregó en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) con el fin de confiscar sus bienes y cuentas bancarias en territorio norteamericano.

En su ficha de búsqueda, la DEA proporciona una descripción muy generalizada de Guzmán Salazar y solo lo define como un individuo de tez blanca, de cabello y ojos color café, nacido en 1983. Altura, peso y último domicilio desconocidos.

Jesús Alfredo es uno de los hijos de Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, con Alejandrina María Salazar Hernández, su primera pareja formal, con la que se casó en 1977 según el libro "The Last Narco", del periodista británico Malcolm Beith. Horas más tarde funcionarios de ambos lados de la frontera anunciaron en Chicago, también en Illinois, un frente común contra la delincuencia organizada.