Cultura

Florence toca tierra en EEUU como huracán de categoría 1

Florence toca tierra en EEUU como huracán de categoría 1

Más de 60 personas tuvieron que ser atendidas por un motel que se derrumbó y muchos más que desafiaron las órdenes de evacuación esperaban ser rescatados. Florence avanzaba a apenas 9 km/h (6 mph).

El huracán Florence está llevándose todo a su paso por las costas de Carolina del Norte.

El huracán "Florence", de categoría 1, tocó tierra este viernes cerca de Wrightsville Beach, en Carolina del Norte, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC). Las imágenes y señal provienen del canal Explore.org, cuyos responsables han instalado una cámara en la plataforma Torre Frying Pan, ubicada en el océano, a 55 kilómetros de la costa de Cape Fear, Carolina del Norte.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos recalcó que "las mareas de tormenta que amenazan la vida y los vientos huracanados continuarán, y que se esperan fuertes lluvias que causen inundaciones severas en partes de Carolina del Norte y del Sur". En las costas de Carolina del Norte, las tormentas ya se empezaron a sentir y podrían extenderse durante todo el fin de semana. Para el sábado se espera que ya sea una tormenta tropical y el domingo se convierta en depresión tropical, debido a su choque con los montes Apalaches.

Al menos 400.000 clientes de la región están sin luz, según el Departamento de Seguridad Pública de Carolina del Norte, mientras que la compañía eléctrica Duke reconoció que entre uno y tres millones de sus suscriptores podrían perder el servicio eléctrico a consecuencia del paso del huracán.

Congreso español aprueba exhumar a Franco del Valle de los Caídos
Desde tal planteamiento la exhumación de los restos cadavéricos del general Franco no se debería a los argumentos de fondo utilizados a lo largo de esta polémica nacional.

"Wilmington, Nueva Carolina, a las 5:30 de la madrugada". El NHC indicó que estas ocasionan olas "destructivas".

El aeropuerto de Wilmington sufrió una ráfaga de viento de 169 km/h, la más grande desde el huracán Helene en 1958, dijo el servicio meteorológico.

Más de 80.000 personas estaban sin suministro eléctrico cuando el meteoro comenzó a acercarse a la costa y más de 12.000 personas estaban en refugios. Los funcionarios dijeron que se advirtió a alrededor de 1,7 millones de personas en las Carolinas y Virginia que evacuaran, pero no estaba claro cuántos lo hicieron.

A medida que la tormenta se acerca, el presidente de EU, Donald Trump y las autoridades estatales y locales instaron a los residentes que se encuentran en la trayectoria del huracán a que abandonen sus casas.

Los estados de Georgia, Carolina del Norte y del Sur, Virginia, Maryland y el distrito de Columbia fueron puestos bajo alerta.