Negocios

Monsanto indemnizará a un enfermo de cáncer que usó sus herbicidas

Monsanto indemnizará a un enfermo de cáncer que usó sus herbicidas

La demanda de Dewayne Johnson es la primera de cientos de querellas interpuestas en tribunales federales y estatales que afirman que el Roundup causa linfoma no hodgkiniano, algo que Monsanto niega.

La compañía siempre negó cualquier conexión entre el cáncer y el glifosato.

Un médico le diagnosticó en 2014 un linfoma no Hodgkin, un tipo de cáncer que surge en los linfocitos.

Registros revelados anteriormente por un tribunal federal dieron credibilidad a los reclamos de Johnson: correos electrónicos internos de la compañía con reguladores sugerían que Monsanto había escrito investigaciones fantasma que luego atribuían a académicos.

Recordemos que Bayer cerró a principios de junio la compra de Monsanto por 63.000 millones de dólares y rápidamente anunció que dejaría de utilizar ese nombre.

El médico de Johnson aseguró que era poco probable que su paciente fuera a vivir más allá de 2020 y por esa razón el juicio se aceleró.

Shaila Dúrcal perdió parte de su dedo
Explicó -mediante un breve texto- que un accidente que sufrió hace algunos días, la llevó a perder parte de su dedo índice. Quien hace unas semanas estuviera de promoción en San Diego, compartió en su cuenta de Instagram que no se encuentra bien.

El fallo fue determinado por un juez de San Francisco, donde el jurado determinó que el herbicida contribuyó sustancialmente a la enfermedad.

El hombre en cuestión, Dewayne Johnson, sostiene que utilizó el herbicida Roundup de Monsanto de manera frecuente mientras trabajó como jardinero para el distrito escolar de San Francisco.

Un jurado en California condenó este viernes a la multinacional de productos agroquímicos Monsanto acusada de causar cáncer terminal a un jardinero con sus herbicidas.

Su caso, el primero en ir a juicio, comenzó en la Corte Superior de San Francisco hace cuatro semanas. La respuesta de la compañía, casi inmediata, fue que apelará el veredicto. Según Scott Partridge, uno de los vicepresidentes de Monsanto: "La decisión de hoy no cambia el hecho de que más de 800 estudios y revisiones -y conclusiones de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, el Instituto Nacional de Salud y autoridades regulatorias en todo el mundo- apoyan el hecho de que el glifosato no causa cáncer", aseguró.

"Basándose en pruebas científicas, evaluaciones reglamentarias a escala mundial y décadas de experiencia práctica del uso del glifosato, Bayer estima que el glifosato es seguro y no cancerígeno", declaró a la AFP un portavoz del grupo alemán, nuevo propietario de Monsanto.