Global

Más muertos por otro sismo de 5,9 grados en Lombok — Indonesia

Más muertos por otro sismo de 5,9 grados en Lombok — Indonesia

Tras el terremoto del 29 de junio de 6,4 grados en la escala de Richter y luego del sismo del 5 de agosto que alcanzó los 7 grados, ahora la zona volvió a temblar con una réplica de 5,9 grados y las autoridades elevaron a más de 300 el balance de los muertos. La fuerte réplica, medida a magnitud 5,9 por el Servicio Geológico de los EU., causó pánico, daños a edificios, deslizamientos de tierra y lesiones. El epicentro se registró en el noroeste de la isla, según la agencia geológica indonesia, que agregó que no tuvo potencial para causar un tsunami. Varios videos mostraron escombros esparcidos por las calles y nubes de polvo que envolvían edificios.

La isla de Lombok en Indonesia, conocida por sus playas paradisiacas y montañas, no encuentra paz.

El vocero de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, dijo que la cifra confirmada de fallecidos subió a 131 personas desde las 105 anunciadas en la víspera.

"La última actualización indica que 319 personas murieron", declaró en rueda de prensa el ministro de Seguridad indonesio Wiranto, que como muchas personas en este país del sureste asiático solo utiliza un nombre. El anuncio se produjo después de que se convocara una reunión interinstitucional para resolver las cifras de distintas oficinas gubernamentales.

Victoria Ruffo vuelve a lanzarse contra Eugenio Derbez
En cualquier artículo de eju.tv, cualquiera puede reportar a Facebook el comentario que le resulte desagradable marcándolo en el menú de la derecha.

Y mientras familiares sepultaban este jueves a sus seres queridos, los médicos atendían a gente con extremidades rotas que no habían sido tratadas desde el sismo del fin de semana y la Cruz Roja centró sus esfuerzos en las aproximadamente 20 mil personas que todavía no han recibido ayuda alguna.

En la aldea de Kopang Daya, en uno de los distritos más afectados, Tanjung, en Lombok norte, una familia enterró a su hija de 13 años, que fue alcanzada por una pared que colapsó y pisoteada en la estampida provocada por el terremoto en su internado islámico. Los aldeanos y parientes rezaban afuera de una carpa donde el cuerpo de la niña estaba cubierto con una tela blanca.

Tras un terremoto de magnitud 6,9 ocurrido el domingo, decenas de miles de casas resultaron dañadas o destruidas, según las autoridades, que esperan que el balance de víctimas aumente, en la medida en que los equipos de rescate siguen descombrando la zona con excavadoras. Desde camiones se repartía agua, comida y material médico.

"Es una situación típica de las víctimas de los terremotos en Indonesia".