Tecnología

Las Perseidas 2018: cómo y dónde verlas mejor

Las Perseidas 2018: cómo y dónde verlas mejor

Su estela está compuesta por polvo y fragmentos del cometa, lo que da origen a las perseidas.

Las lluvias de meteoros como las Perseidas son causadas por corrientes de meteoroides que golpean la atmósfera de la Tierra. La fricción con los gases atmosféricos calcina y vaporiza los meteoros que aparecen brillantes durante una fracción de segundo formando lo que popularmente se denomina como "estrellas fugaces".

Los expertos explican que el fenómeno se da cuando la Tierra atraviesa el rastro del cometa Swift-Tuttle, descubierto en 1962, considerado el mayor objeto cósmico en pasar repetidamente por la Tierra.

Las Lágrimas de San Lorenzo, además de su nombre popular, tienen una denominación estándar científica que es la de Perseidas.

Un vibrador provocó el cierre de un aeropuerto
En el aeropuerto Schönefeld un suceso llamó la atención ayer por lo insólito de la situación. Al preguntarle, el agente le pidió que se identificara y le apuntó con su arma, según relata.

En algunos casos estos fragmentos pueden ser de mayor tamaño y dejan un trazo persistente en la atmosfera terrestre, en lo que denominamos bólidos y cuyo brillo puede ser comparable con el brillo del Sol, generando por tanto un notable y destacado resplandor para satisfacción de los observadores del fenómeno.

Si bien las perseidas comenzaron el pasado 25 de julio y terminan el 18 de agosto, la mejor noche para intentar 'cazarlas' es la del domingo 12 de agosto al lunes 13 de agosto, y, como siempre, mejor en posición tumbado, en un sitio oscuro, sin obstáculos como edificios y árboles y sin instrumentos como prismáticos o filtros. La actividad prevista se sitúa en un índice ZHR de 100, lo que vendría indicar que en condiciones ideales se podrían llegar a observar 100 por hora, aunque a la práctica en una ubicación en latitudes intermedias se esperan poder ver entre 20 y 30 meteoros por hora.

La Luna nueva del 11 de agosto garantiza una oscuridad única en el cielo para poder disfrutar la lluvia de estrellas.

Como suele suceder en torno a los espectáculos que se dan en el cielo, lo ideal es contemplar las Lágrimas de San Lorenzo desde un lugar que proporcione la máxima cantidad de cielo oscurecido, evitando por tanto la contaminación lumínica.