Global

Vuelco en el caso de Lula da Silva: Seguirá en prisión

Vuelco en el caso de Lula da Silva: Seguirá en prisión

En su decisión, Favreto argumentó que, a pesar de que acciones similares ya habían sido rechazadas por el TRF-4 y por tribunales superiores, existía un “hecho nuevo”, que identificó en la condición de Lula como precandidato presidencial del Partido de los Trabajadores (PT) para las elecciones del próximo octubre.

Partidarios de Luiz Inacio Lula da Silva piden su liberación en Curitiba.

El fallo de Favreto ordenaba la liberación de Da Silva de manera inmediata. Sin embargo, nada de eso ocurrió.

El presidente del TRF, no obstante, zanjó el asunto y señaló que la decisión sobre la libertad de Lula es competencia del instructor de la Lava Jato en segunda instancia, quien tiene la última palabra en este embrollo, y no del juez de guardia.

La decisión se dio al final de una jornada de alta tensión, con manifestantes a favor de Lula en calles de las principales ciudades del país sudamericano.

En Brasil cientos de fiscales acusaron al juez Rogério Favreto de "activismo judicial".

Las fuertes sanciones EEUU en Nicaragua
Washington ya autorizó el 23 de abril, poco después del estallido de las protestas, la salida voluntaria del personal no esencial y llamó a la evacuación de sus familias.

En ese momento, y como si la confusión no fuera suficiente, intervino otro magistrado, João Pedro Gebran Neto, quien fue relator en el proceso original en la causa contra Lula por lavado de dinero mediante un departamento entregado por la constructora OAS, beneficiada por su gobierno.

"El Juez Moro y el Ministerio Público Federal de Curitiba actuaroncomo un bloque monolítico contra la libertad de Lula, mostrando que no existe separación entre la actuación del magistrado y el órgano de acusación", dice el comunicado.

Lo curioso es que Gebran Neto no se encontraba de turno ayer, por lo que no tenía autoridad para decidir, al menos no hasta hoy.

Sin Lula en la contienda, hay tres nombres que figuran en las encuestas. Con esos números no le alcanzaría para ganar en primera vuelta, aunque sí sería favorito en el ballottage. El diputado ultraderechista Jair Bolsonaro, del pequeño Partido Social Liberal (PSL), se ubica en segundo lugar con un 17% de las preferencias, seguido por la ecologista Marina Silva, de la Red Sustentabilidad (Rede), con 10%; y, empatados con un 6% de apoyos, los exgobernadores Ciro Gomes (Ceará), del Partido Democrático Laborista (PDT), y Geraldo Alckmin (San Pablo), del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Por su parte, el excanciller Celso Amorim, quien participó en la reunión del PT, denunció que "hay obviamente una articulación inmensa" para "impedir que Lula sea liberado y sea candidato, que es lo que el pueblo quiere", en referencia a los sondeos de intención de voto que encabeza el expresidente.

La situación cambia por completo cuando se analiza un potencial resultado electoral sin Lula como candidato, ya que la ley de Brasil impide la posibilidad de presentarse a elecciones a una persona con una condena ratificada en segunda instancia, como es el caso de Lula.