Global

Trump nominó a juez Brett Kavanaugh para la Corte Suprema

Trump nominó a juez Brett Kavanaugh para la Corte Suprema

Kavanaugh es juez del Tribunal de Apelaciones del Circuito para el Distrito de Columbia, en Washington, desde 2006 y destaca por sus vínculos con las administraciones de la familia Bush. La minoría demócrata, que aún no digiere la negativa de los Republicanos a tratar una nominación propuesta por Barack Obama, promete usar todas sus fuerzas para impedir que Brett Kavanaugh acceda a la Corte Suprema. "El juez Kavanaugh posee un currículum impresionante, una mentalidad jurídica sobresaliente y un temperamento legal ejemplar".

En 2003 Bush premió nuevamente su fidelidad al nominarle para juez del Tribunal de Apelaciones de Washington DC.

Pero, se ha unido a los liberales en decisiones importantes sobre los derechos de los homosexuales - como el matrimonio entre personas del mismo sexo-, casos de libertad individual y en contra de la pena de muerte para menores de edad.

En su discurso en la Casa Blanca, Kavanaugh delineó su filosofía de jurisprudencia, alineada con el pensamiento conservador estadounidense. "Es una de las responsabilidades más profundas de la presidencia", dijo Trump esta noche, al indicar que en busca del sustituto de Kennedy "no pregunté sus opiniones personales". Pero no todos ven en este candidato únicamente a un campeón de los valores conservadores.

Durante la campaña, dijo que nombraría jueces que revirtieran el caso Roe versus Wade, para que el tema del derecho al aborto se decidiera estado por estado.

Graduado en la prestigiosa Universidad de Yale, tranquilizó a los republicanos al declararse contrario a la ley del Obamacare, sobre la cobertura de salud universal.

Ha sido una estrella por muchos años en círculos conservadores.

Elegido de Trump para Corte Suprema corteja al Senado de EEUU
La mayoría de los 49 senadores demócratas habían declarado que se opondrían a la nominación de quien fuera el elegido de Trump. Algunos activistas conservadores se han preguntado si sus decisiones serán lo suficientemente agresivas.

Es probable que también surja durante sus audiencias ante el Senado el papel que desempeñó en la década de 1990, trabajando para el asesor independiente Kenneth W Starr, quien presentó al Congreso el llamado Informe Starr, que abrió el camino para el juicio contra Bill Clinton por las acusaciones relacionadas con el escándalo de Monica Lewinsky.

Durante su anuncio, el presidente Trump dijo que Kavanaugh "tiene credenciales impecables, calificaciones insuperables y un comprobado compromiso con la justicia igualitaria conforme a la ley".

Sin embargo, este término se había asociado más a otros de los magistrados favoritos y no tanto a Kavanaugh, que ha recibido críticas de ala más dura de los republicanos, entre ellos el senador Ted Cruz.

Pero pocos creen que las protestas, calificadas ya despectivamente por el líder republicano del senado, Mitch McConnell, como "retórica de izquierda", tendrán éxito.

En llamadas desde la Oficina Oval, desde el avión presidencial y desde su club de golf en Nueva Jersey, el presidente Donald Trump volvía una y otra vez sobre su gran preocupación: ¿quién es el mejor para ocupar la vacante en la Corte Suprema? Según el expresidente Bush, Kavannaugh hizo énfasis entonces en que el candidato debería "capaz de convencer a sus colegas por medio de la persuasión y pensamiento estratégico".

Kethledge cumple con uno de los aspectos más valorados por Trump, la concepción "originalista" de su cargo, es decir, que interpreta la Constitución tal y como era comprendida en el momento en el que fue redactada inicialmente, a final del siglo XVIII. "Lo que vale es que el juez haga valer lo que requiere el derecho y la Constitución". Rechazamos el activismo judicial y la formulación de políticas desde la banca.

En su breve trayectoria como presidente, Trump ya ha tenido el privilegio de ejercer la elección de dos miembros, algo muy inusual.