Negocios

Starbucks se deshará de los popotes en México y el mundo

Starbucks se deshará de los popotes en México y el mundo

La integración de dichas tazas sin popote a las tiendas Starbucks de todo el mundo, eliminará el uso de mil millones de sorbetes utilizados al año, por lo que Kevin Johnson, presidente Starbucks señaló "es un importante hito para lograr nuestra aspiración global de sostenibilidad y medio ambiente".

Starbucks pretende que su tapa sin popote se convierte "en el estándar a utilizar para todas las bebidas frías de café, té y espresso"; el invento ya está disponible en más de 8 mil tiendas de Estados Unidos y Canadá, y se utiliza para servir bebidas seleccionadas, como Starbucks Draft Nitro y Cold Foam.

La tapa también está siendo probada para las bebidas Nitro en varios mercados incluyendo China, Japón, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Los clientes que deseen un popote para sus bebidas, tendrán la posibilidad de utilizar estos aditamentos hechos con materiales alternativos como papel y plástico compostable.

Juez ordena liberar a Lula da Silva
En un auto, Gebran Neto determinó que la Policía Federal de Paraná, en cuya sede Lula está preso desde abril pasado, se "abstenga de practicar cualquier acto que modifique la decisión colegiada" de la octava sala del TRF-4.

"El objetivo de Starbucks de eliminar los popotes de plástico de sus tiendas a nivel mundial para el 2020 representa el pensamiento visionario de la compañía para enfrentar el desafío de los residuos materiales en su totalidad", comentó Erin Simon, directora de investigación y desarrollo de sustentabilidad y ciencia de los materiales en World Wildlife Fund.

La tapa sin popote también se distribuirá en Europa, en tiendas de Francia y Holanda, al igual que en en Reino Unido.

"En México se trabajará arduamente para que este cambio se implemente lo antes posible, con el compromiso de cumplir este propósito antes del 2020", manifestó. Los primeros en probar la nueva tapa serán los clientes de Vancouver (Canadá) y Seattle, donde el pasado 1 de julio entró en vigor una ley que prohibía a los servicios de alimentación ofrecer pajitas y utensilios de plástico en sus tiendas o servicios.

"Con ocho millones de toneladas métricas de plástico arrojadas al océano cada año, no podemos permitir que la industria permanezca al margen", dijo.