Deporte

Serena Williams pierde el Wimbledon ante la tenista alemana Kerber

Serena Williams pierde el Wimbledon ante la tenista alemana Kerber

La alemana Angelique Kerber dio la nota al vencer hoy a la estadounidense Serena Williams, por 6-3 y 6-3, en una hora y cinco minutos, para así levantar su primer trofeo de Wimbledon y el tercero de un torneo Grand Slam.

De poco sirvió que Serena sintiera el apoyo de su amiga Meghan Markle, duquesa de Sussex, que acudió este sábado a Wimbledon, acompañada de la duquesa de Cambridge para presenciar este encuentro, como había prometido y anunciado, y también el anterior entre el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic.

Después de que Steffi Graf levantara el trofeo en 1996, Kerber se convirtió en la primera alemana en celebrar el título en la hierba londinense.

Serena aspiraba a convertirse en la cuarta madre en ganar un título de Grand Slam desde que comenzó la Era Open, y la primera en hacerlo en Wimbledon, desde la australiana Evonne Goolagong, hace 38 años.

Verdasco y Marrero, investigados por un posible amaño
El Yacaré está siendo investigado por supuesto arreglo de un partido de dobles que disputó junto al portugués Joao Sousa ya que se detectaron " irregulares patrones en las apuestas ".

Kerber controló muy bien el partido desde el principio, neutralizando la mejor arma de Serena, el servicio, que llegó a romper en cuatro ocasiones, por solo una su rival.

Serena Williams, que no pudo evitar las lágrimas por la derrota, después cruzó la pista para abrazar a Kerber, que antes había caído al suelo tapándose los ojos emocionada por su victoria.

Kerber, también emocionada, destacó que ganar a Serena era "un sueño hecho realidad, pero para ganar tenía que jugar mi mejor tenis ante una gran campeona" y destacó el valor de la estadounidense por su recuperación.

Tras perder el número 1 ante Kerber en 2016, a principios de 2017 Serena recuperó el trono en Australia al lograr su 23º título mayor, cuando ya estaba embarazada. Fue su último torneo antes de dar a luz en septiembre a su hija Olympia en un parto en el que su vida corrió peligro, según explicó meses más tarde. "Ahora soy la siguiente alemana después de Steffi, y sin vosotros no estaría aquí", dijo dirigiéndose a su palco.