Global

Ortega señala a obispos de golpistas — Nicaragua

Ortega señala a obispos de golpistas — Nicaragua

Adicionalmente, el conflicto enfrentó al presidente con la Iglesia católica de Nicaragua, cuyos jerarcas se han erguido como las principales voces de crítica y defensa de la población ante la represión de las fuerzas gubernamentales, al tiempo que median en el diálogo entre el Gobierno y sus adversarios.

La Conferencia Episcopal, mediadora y testigo del diálogo nacional, propuso al presidente Ortega adelantar las elecciones generales para el 31 de marzo de 2019 sin posibilidad de reelección para superar la crisis.

"Eran parte del plan con los golpistas", continuó el presidente, ante miles de nicaragüenses que se congregaron en la Plaza de la Fe Juan Pablo II, una explanada ubicada a orillas del Lago de Managua, al que acudió, como invitado, el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag.

Para nadie es desconocido que la revolución Sandinista que llevó por primera vez a Daniel Ortega al poder, un 19 de julio de 1979, es un referente de las gestas de la izquierda latinoamericana y no creo que hoy, quienes alguna vez albergaron simpatía y esperanza por aquel líder guerrillero, que entregó el poder en las urnas en 1990 a Violeta Chamorro, puedan reconocer al dictador que junto a su mesiánica esposa se perpetuaron en el gobierno, en una toma total de control de las diferentes instituciones del estado nicaragüense.

El mandatario instó a los obispos a "rectificar y que no estén levantando a estas sectas satánicas, golpistas y asesinas", en alusión a los sectores opositores al Gobierno.

María Fernanda Suárez será ministra de Minas
Este anuncio, como la gran mayoría de los anuncios del gabinete de Duque, fue hecho en la cuenta de Twitter del presidente electo. Suárez es administradora de empresas del CESA y tiene una maestría en Gerencia de Políticas Públicas de Georgetown University.

El texto contó con el respaldo de 21 países, siete abstenciones y solo tres votos en contra: Nicaragua, Venezuela y San Vicente y las Granadinas.

"Si el pueblo bolivariano, los revolucionarios de Venezuela, tuviésemos que venir a Nicaragua, a defender la soberanía y la independencia nicaragüense, a ofrendar nuestra sangre por Nicaragua, nos iríamos como Sandino, a la montaña de la Nueva Segovia", expresó Arreaza.

Previamente el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, mostró su solidaridad con lo que consideró "acciones injerencistas e intentos de desestabilizar a la nación".

Las protestas se iniciaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

El canciller suramericano hizo el ofrecimiento en un momento delicado para Nicaragua, país que atraviesa una cruenta crisis sociopolítica, que ha dejado más de 351 muertos en manifestaciones contra el Gobierno de Ortega.