Tecnología

Impresionante imagen de un planeta recién nacido

Impresionante imagen de un planeta recién nacido

En un comunicado, el ESO señaló que la observación se realizó con Sphere, un instrumento buscador de planetas instalado en el Very Large Telescope (VLT), el cual se ubica en Cerro Paranal, mil 200 kilómetros al norte de la capital chilena. Este sistema está capacitado para separar la luz de un planeta naciente de su estrella madre y así poder fotografiarlo con claridad. PDS 70b, como ha sido bautizado, es un gigante gaseoso, más grande que Júpiter.

Un equipo de astrónomos dirigido por el Instituto Max Planck de Astronomía en Heidelberg (Alemania) ha capturado la primera imagen de un planeta recién nacido.

La visión del nacimiento de un planeta cubierto de polvo fue posible gracias al instrumento SPHERE de ESO, que estudia exoplanetas y discos alrededor de estrellas cercanas usando una técnica conocida como imágenes de alto contraste: incluso cuando se bloquea la luz de una estrella con un coronógrafo, SPHERE utiliza técnicas de procesamiento de datos para filtrar la señal de los compañeros planetarios débiles alrededor de estrellas jóvenes brillantes en múltiples longitudes de onda. Sin esta máscara, la débil luz del planeta sería totalmente superada por el intenso brillo de PDS 70.

"El joven planeta está haciéndose camino a través del disco primordial de gas y polvo que rodea a la joven estrella enana PDS 70". "El problema es que hasta ahora la mayoría de estos candidatos planetarios se confundían con las características del disco".

Nuevo gobierno enfrentará desafíos financieros con Pemex: Fitch
Con la negociación de TLCAN en proceso, el nuevo presidente podría heredar el proceso de la renegociación; su culminación ha probado ser un desafío para los países que lo constituyen.

RECIEN NACIDO / Según apuntan los investigadores, el descubrimiento del nuevo planeta es un resultado científico emocionante que ya ha dado lugar a otras investigaciones.

En los últimos meses, un segundo equipo, que implica a muchos de los astrónomos del equipo del descubrimiento, incluyendo a Keppler, ha seguido estudiando las observaciones iniciales para investigar al nuevo compañero planetario de PDS 70 con más detalle. Estas brechas internas se conocen desde hace décadas y se ha especulado con que fueran fruto de la interacción entre el disco y el planeta.

En la investigación se dieron cuenta de que uno de sus puntos luminosos era el exoplaneta al que nombraron "PDS 70b", que se encontraba en estado de formación desprendiéndose del disco.

En el año 2012, los astrónomos descubrieron una brecha significativa en el disco protoplanetario de PSD 70, motivo por el que siguieron la evolución de la estrella para ver si se producía el nacimiento de un planeta. Determinando las propiedades atmosféricas y físicas del planeta, los astrónomos son capaces de probar modelos teóricos de formación planetaria.