Negocios

Guerra comercial: EEUU prepara nuevos aranceles y China anunció que responderá

Guerra comercial: EEUU prepara nuevos aranceles y China anunció que responderá

La guerra comercial entre Estados Unidos y China entró en una nueva etapa. La (venta de) soja cayó un 50 % entre el 2012 y mi elección.

El presidente achacó esta mala racha a las "barreras comerciales y arancelarias" de otros países, las cuales, según dijo, "han estado destruyendo" el negocio agrario en Estados Unidos. "Estoy luchando por establecer un escenario más justo para nuestros granjeros ¡Y ganaremos!"

El 6 de julio pasado, Estados Unidos aplicó los primeros aranceles del 25 por ciento sobre bienes importados de China por un total de 34 mil millones de dólares.

Trump ya avisó a Pekín de que impondría nuevos aranceles por valor de 200.000 millones de dólares en caso de represalias, tal y como hizo este martes, y también amenazó con un eventual tercer paquete de gravámenes de 300.000 millones si el gigante asiático vuelve a responder.

Así, Washington y Pekín libran un conflicto que un alto funcionario chino definió como "la mayor guerra comercial de la historia".

La lista y la eventual aplicación de los aranceles es una represalia del gobierno de Trump por la respuesta de Pekín a las primera tasas aduanales impuestas por Washington.

Disputa familiar termina en masacre
La mujer había presentado una denuncia por violencia doméstica, de acuerdo con un amigo de la esposa , citado por Europe 1 . Evacuaron el edificio, de unas 30 personas, por precaución, si bien el incendio fue rápidamente controlado.

"Durante más de un año, la administración Trump ha instado pacientemente a China a que abandone sus prácticas desleales, abra su mercado y participe de una verdadera competencia de mercado", dijo en su comunicado el Gobierno norteamericano. "Hemos sido -añadió- muy claros y precisos con respecto a los cambios específicos que China debería emprender pero, lamentablemente, China no ha cambiado su comportamiento, lo que pone en peligro el futuro de la economía de Estados Unidos".

Los inversores temen que una escalada de la guerra comercial entre China y Estados Unidos pueda afectar el crecimiento mundial y dañar la confianza.

"China comenzó a adoptar represalias contra productos estadunidenses". Dichas prácticas incluyen robo cibernético, así como solicitar a las compañías estadounidenses entregar tecnología como condición para tener acceso al mercado chino.

Soja, sorgo, autos, cabezas de cerdo, pistachos o whisky son algunos de los productos estadounidenses a los que China puso en la mira.

"Como consecuencia de las medidas chinas, el presidente (de EE.UU., Donald Trump) ordenó que se inicie el proceso de imposición de aranceles del 10 % a un adicional de los 200 000 millones de dólares a las importaciones chinas", se lee en el comunicado difundido por Lighthizer.