Tecnología

Google permite espiar correos de Gmail — WSJ

Google permite espiar correos de Gmail — WSJ

Las compañías que hablaron con The Journal confirmaron que la práctica estaba especificada en sus acuerdos con los usuarios y dijeron que habían implementado normas estrictas para los empleados con respecto al manejo del correo electrónico.

El problema viene ahora cuando conocemos que Google permite que terceros desarrolladores escaneen las bandejas de entradas de millones de usuarios de Gmail que se han inscrito en servicios de comparación de precios, itinerarios automáticos de viajes u otras herramientas personalizadas.

En Security Checkup puedes revisar los permisos que otorgaste a aplicaciones que no son de Google y revocarlas si lo deseas.

"Tenemos funciones de seguridad de clase mundial como protecciones que nos permiten evitar que más del 99.9% de los correos electrónicos no deseados y de phishing lleguen a tu bandeja de entrada", indica la compañía. Sin embargo, hace dos años la empresa asignó a un grupo de sus empleados leer manualmente alrededor de 8.000 mensajes diarios, como parte de un proceso de programación y perfeccionamiento del software utilizado por la empresa.

Aún así, está claro que hay muchas aplicaciones con este acceso, desde Salesforce y Microsoft Office, hasta aplicaciones de correo electrónico menos conocidas.

Trump habría planteado invadir Venezuela, reveló funcionario
Pero en el asediado movimiento opositor venezolano, la hostilidad hacia la idea de una intervención militar ha empezado a ceder. En todo caso, de acuerdo con dicha fuente, la posible invasión del país latinoamericano "nunca fue una opción inminente" .

La monitorización de correos electrónicos no es algo nuevo y, aunque preocupante, aún lo es más que los mensajes pueden ser leídos también por personas y no únicamente por ordenadores que busquen mejorar el servicio en base a patrones de comportamiento, por ejemplo.

Google aseguró que las compañías externas de desarrollo de software solamente pueden acceder a los correos electrónicos cuando los usuarios dieron su consentimiento directo. En algunos casos, los empleados de los desarrolladores tuvieron acceso a miles de correos electrónicos de los usuarios de Gmail.

La compañía prohíbe el acceso, la agregación o el análisis de lo datos de los usuarios de Google si la finalidad es mostrarla, venderla o distribuirla a una tercera parte que realiza vigilancia.

Este tipo de tácticas invasivas se han convertido en una "práctica común", dijo un ex ejecutivo de la firma de recopilación de datos eDataSource a The Wall Street Journal. La publicación recuerda que hay un riesgo inherente al dar a operadores comerciales acceso al correo electrónico que, según se ha señalado, puede ser leído indistintamente por software o por individuos.