Tecnología

Se triplicó la tasa de deshielo de la Antártida

Se triplicó la tasa de deshielo de la Antártida

La Antártida Oriental dejaría también de acumular las precipitaciones en forma de nieve, por lo que el continente entero estaría ya perdiendo hielo.

Un equipo de más de ochenta científicos publicó un estudio sobre el derretimiento de las capas glaciares de la Antártida este miércoles en la prestigiosa revista Nature.

El informe es el más completo realizado hasta la fecha sobre la Antártida y actualiza otro anterior del 2012 e implicó a 84 expertos de 44 organizaciones internacionales englobados en Ice Sheet Mass Balance Inter-Comparison Exercice, una comunidad mundial de científicos que hacen un registro único de las pérdidas de la capa de hielo a partir de los datos ofrecidos por 24 satélites.

Esto quiere decir que nuestras peores predicciones sobre el calentamiento global se están haciendo realidad y que las ciudades y asentamientos humanos que están por debajo del nivel del mar tienen menos tiempo del que se predecía.

El estudio muestra que la cantidad de hielo que está cayendo sobre el mar cada año es casi tres veces la que se derretía hace una década atrás en la que se registraban rangos de deshielo de 73,000 millones de toneladas. Esta reducción se asoció con un aumento del nivel del mar de 0,6 milímetros por año.

Andrew Shepherd aseguró en un comunicado que actualmente los niveles del mar están subiendo "más rápido que en cualquier momento de los últimos 25 años".

Por otra parte, en el extremo norte del continente, el colapso de la plataforma de hielo en la Península Antártica ha provocado un aumento de 27,6 mil millones de toneladas (25 mil millones de toneladas métricas) en la pérdida de hielo por año desde principios de la década de 2000.

En un partido polémico, con VAR incluido, Francia venció a Australia
Mile Jedinak , por la misma vía a los 62, marcó el empate en el Kazan Arena , al que acudieron cerca de 42.000 aficionados. Griezmann también tuvo lo suyo con un remate desde la frontal del área que terminó en las manos de Ryan .

Hasta ahora, los científicos habían tenido dificultades para determinar si la Antártida había acumulado más masa gracias a la caída de nieve de la perdida por el derretimiento y los flujos de hielo que van a parar al océano.

En un primer caso, imaginaron lo que sucedería si las emisiones de gases invernadero continuarán aumentado ante la falta de una regulación internacional rígida, acorde a los datos vaticinados por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). "El problema no solo existe, sino que está creciendo con cada año que pasa", reconoce Isabella Velicogna, de la Universidad de California.

El aumento acelerado de la pérdida de hielo del continente en su conjunto es una combinación de la situación de los glaciares en la Antártida Occidental y en la península antártica, y un crecimiento reducido de la capa de hielo en la Antártida oriental. La mayor parte de esto se debe a que Pine Island Glacier y Thwaites Glacier se están retirando rápidamente debido al calentamiento del agua del mar.

La Antártida occidental, la región pretendida por la Argentina y donde tiene sus bases, experimentó el cambio más grande, con pérdidas de hielo de 53 mil millones de toneladas por año en la década de 1990 a 159 mil millones de toneladas por año desde 2012.

Josef Aschbacher, director de Programas de Observación de la Tierra de la ESA, declara: "CryoSat y Sentinel-1 están haciendo una contribución esencial para entender cómo las capas de hielo responden al cambio climático y afectan al nivel del mar, que es una gran preocupación".

El ejercicio resalta que una mayor inversión en las energías renovables a bajo coste permitiría mejorar los índices de pobreza y alcanzar los Objetos de Desarrollo Sostenible de la ONU, como consecuencia de las acciones para mitigar el cambio climático.