Global

Se retrasa la audiencia del expresidente Martinelli en la Corte Suprema

Se retrasa la audiencia del expresidente Martinelli en la Corte Suprema

"Vestido de beige y esposado de manos, Martinelli bajó del vehículo en el que fue trasladado desde la cárcel al aeropuerto y saludó a periodistas en el lugar con el pulgar arriba, diciendo: "¡Estoy listo para ver el mundial!".

Después de un año en una prisión federal de Miami, Ricardo Martinelli, presidente de Panamá entre 2009 y 2014, ha sido extraditado este lunes a su país.

Escoltado por alguaciles federales, Martinelli salió en un vuelo de Jet Logistics del aeropuerto ejecutivo de Opa Locka, de Miami.

El exmandatario se declara inocente de todos los delitos que se le imputan.

En tanto, un grupo de simpatizantes de Martinelli se congregó frente a la Corte Suprema de Justicia ante informaciones de abogados de que el expresidente sería llevado a una audiencia de control sobre la legalidad de su aprehensión.

"Pero (.) no creíamos que Estados Unidos iba a cargar con un estigma de haber dado protección a un delincuente de la talla de Ricardo (Martinelli)", añadió a la AFP.

En Panamá le esperan procesos por unos 20 supuestos casos de corrupción, además de las escuchas ilegales, para lo cual, según los investigadores, malversó fondos y creó una red compuesta por alrededor de 150 personas.

Natalia Oreiro estrenó el video de su tema para el Mundial
De hecho, en ese país existe una ley " contra la propaganda gay " que restringe las expresiones públicas del colectivo. Natalia Oreiro , con un suéter blanco con la bandera LGBT .

La justicia panameña lo investiga también por una veintena de otros casos de corrupción.

Martinelli partió de la ciudad de Miami, donde estuvo detenido preventivamente desde el 12 de junio de 2017, mientras avanzaba el proceso judicial por los cargos de inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad, así como contra la administración pública y sus diferentes formas de peculado.

Martinelli abandonó Panamá en enero de 2015 mientras tenía una investigación abierta en la Suprema Corte por un supuesto desfalco de 45 millones de dólares de un programa de alimentación escolar.

Su equipo legal había intentado detener la extradición alertando que el expresidente corría el riesgo de ser torturado si era detenido en su país, pero el Departamento de Estado estadounidense desestimó este argumento.

El exfuncionario afirma que su petición de extradición es una vendetta política de Juan Carlos Varela, su exvicepresidente y actual mandatario, que supuestamente lo habría traicionado.

"Algunos pensaron que por los grandes favores que hizo Martinelli a Estados Unidos, (Washington) tendría que actuar de manera recíproca y ayudarlo", dijo Mitchel Doens, exsecretario general del Partido Revolucionario Democrático (centro) y uno de sus querellantes. "Cuando la CIA me pidió que interceptara un barco norcoreano que estaba dejando Cuba y cruzaba el canal de Panamá, yo no pestañeé", escribió.