Negocios

Repsol sube 3% tras anunciar inversiones por 15.000 millones yd

Repsol sube 3% tras anunciar inversiones por 15.000 millones yd

A partir de ahora, y dentro del marco del nuevo Plan Estratégico 2018-2020, Repsol pretende alcanzar una cuota de mercado superior al 5% y dos millones y medio de clientes -además de un 15% en el mercado mayorista del gas-. Además de las citadas inversiones y el aumento del dividendo, la nueva estrategia se basa en el desarrollo de nuevos negocios vinculados a la transición energética, básicamente en el gas y la generación eléctrica baja en emisiones.

En una rueda de prensa para presentar el plan estratégico de la compañía, Imaz, respecto a posibles negociaciones con Viesgo para la adquisición de activos, subrayó que la petrolera está hablando "con unas cuantas empresas" para poder construir este nuevo negocio, sobre el que mientras estuvo en Gas Natural Fenosa no se atrevió a dar ningún paso, pero que "ahora vamos a ir construyendo", avanzó.

El plan se ha elaborado con una previsión de precio medio del barril de Brent de 50 dólares hasta 2020, una estimación bastante conservadora y alejada de los 75 dólares a que cotiza ahora y de los 66,8 euros de media de precio que hubo en el primer trimestre.

El nuevo plan de Repsol pasará así página a uno anterior en el que el grupo fue capaz de compaginar la 'digestión' de la compra de la canadiense Talisman, con un plan de desinversiones y una estricta disciplina financiera que le llevaron a superar sus objetivos, así como de aprender a convivir en un entorno de bajos precios del petróleo, que ahora parece revertirse.

La compañía cuenta con dos motores de crecimiento para aumentar el valor y remunerar a los accionistas, sus negocios de Upstream y Downstream, que aportarán una fuerte generación de caja en el horizonte del Plan Estratégico.

El aumento de la producción hasta los 750.000 barriles equivalentes de petróleo al día en 2020 se verá complementado por una activa gestión del portafolio, mediante la cual se sustituirán la producción de barriles por otros con mayor margen de beneficio.

Todo bajo un escenario lineal de precios del Brent a 50 dólares por barril.

De los EUR 15.000 millones previstos hasta 2020 por la compañía, EUR 4.200 millones se destinarán a proyectos de Downstream.

Celebran en la UA de C Día del Medio Ambiente
La lucha contra las bolsas de plástico incluye a su vez a las tres ciudades más pobladas de la región: México, Sao Paulo y Buenos Aires.

A estos negocios se suma la creación de nuevas oportunidades a largo plazo en iniciativas bajas en emisiones, así como el desarrollo de nuevas capacidades en este ámbito. A las 16.56 horas, las acciones de Repsol cotizaban planas, a un precio de 16,455 euros.

En el plan estratégico también desvela que la compañía petrolera recupera el dividendo de un euro por acción.

En el negocio de Upstream se invertirá EUR 8.000 millones hasta 2020, según la actualización del Plan Estratégico.

Asimismo, el área de Upstream pondrá en marcha un nuevo programa de eficiencia y digitalización, que cuenta con más de 600 iniciativas y un objetivo de alcanzar los 1.000 millones de dólares de flujo de caja libre al año en 2020, de los que ya se han identificado y materializado proyectos por 600 millones de dólares.

De este modo, Repsol invertirá 15.000 millones de euros en 2018-2020, principalmente en actividades de refino y marketing, lo que se conoce como downstream, tanto para expandir "los negocios de petroquímica, estaciones de servicio, lubricantes y trading, como para proyectos de bajas emisiones de CO2".

El negocio de Downstream ha demostrado la fortaleza del modelo integrado de Repsol, con unos activos a la vanguardia a escala europea que han sido unos grandes generadores de caja. Trading será otra de las áreas de Downstream que experimentará una dinamización entre 2018 y 2020, sobre todo a través del desarrollo de un negocio global de crudo y de la optimización de las operaciones de flete.

Repsol va a lanzar un macroplan de inversiones y destinará una parte importante para ingresar en el negocio del gas y la electricidad. También tiene previsto impulsar el crecimiento en Asia y Suramérica para lubricantes y en Francia y Marruecos para gases licuados del petróleo (GLP).

La compañía que preside Antonio Brufau se marca su propio objetivo para 2020: reducir sus emisiones de CO2 en 2,1 millones de toneladas respecto a 2016, "incluso en una fase de crecimiento como la que se plantea en este plan".