Global

Por esta razón, una niña sufrió una repentina parálisis — FOTOS

Por esta razón, una niña sufrió una repentina parálisis — FOTOS

Una mujer en Mississippi, Estados Unidos llevó al hospital a su hija de cinco años, luego de darse cuenta que la pequeña se encontraba inmovilizada.

Jessica Griffin sufrió mucho cuando su hija Kailyn, de 5 años, se despertó el miércoles pasado y se derrumbó cuando pretendía ponerse de pie. Una y otra vez. La escuchó hablar y también mostró dificultades. ¿Qué ocurría con su pequeña? ¿Estaba aún cansada? ¿Tenía las piernas dormidas?

Fue entonces cuando Jessica comenzó a peinarla, y allí descubrió algo que no se esperaba: una enorme garrapata aferrada a su cuero cabelludo. Terminó de vestir a Kailyn y de inmediato fueron con el médico.

Según los reportes de la Fundación Estadounidense de la Enfermedad de Lyme, la parálisis es provocada por las hembras y ocurre cuando están a punto de colocar los huevos. Al beber la sangre donde se encuentra, segrega una neurotoxina, lo que puede derivar en la parálisis.

"¡Después de un montón de análisis de sangre y una tomografía computarizada de la cabeza ha diagnosticado como una parálisis de garrapata!" ¡Por Favor, por el amor de Dios, revisen a sus hijos por garrapatas! "¡Es más común en niños que en adultos!", expresó Jessica en su perfil de Facebook al contar la historia.

Los síntomas de la parálisis de garrapata suelen aparecer entre cinco y siete días después de que el insecto empieza a alimentarse. Sin embargo, no se sabe por qué fue tan repentino en Kailyn. La parálisis inicia con la piernas y después se extiende a las extremidades superiores.

Telefónica lanza en España O2, su operador lowcost sin permanencia
Telefónica ha querido aprovechar que O2, de origen británico, es una enseña consolidada en Europa para importarla al mercado español.

Incluso, dificulta la movilidad de los músculos de la cara y la lengua por eso Kaylin tenía dificultad para hablar.

Sobre todo en las niñas debido al largo de su cabello que sirve de excelente refugio para que la garrapata pueda chupar la sangre.

Pero una vez que es sacada de su lugar de confort, la recuperación del paciente suele ser -por lo general- inmediata.

Al día siguiente, Kailyn esta recuperada totalmente: ¡Miren quién está caminando en el hospital!

Afortunadamente, en pocas horas la niña se recuperó y volvió a su hogar para continuar con su vida normal, después de un gran susto.