Cultura

Kim Jong Un aceptó invitación para ir a Washington

Kim Jong Un aceptó invitación para ir a Washington

Cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió el martes con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, para abogar por la paz, mostró lo que pareció un avance de una película con los dos líderes en los roles principales.

Después de su almuerzo de trabajo, los dos líderes caminaron por los exuberantes jardines en el sitio de la cumbre. Hasta la fecha, Estados Unidos había rechazado la posibilidad de retirar el contingente de 28.500 soldados destinados en Corea del Sur, aunque en las últimas semanas Trump había contemplado la idea de disminuir los efectivos debido al elevado coste de la misión.

La cumbre de Singapur entre Donald Trump y Kim Jong-un ha sido todo un éxito.

Ante las preguntas de algunos periodistas, Trump defendió lo conseguido alegando que se trata de una "declaración bastante amplia" y que "no había tiempo" para más.

Trump protagonizó así uno de los momentos más curiosos de la cumbre, pero no fue el único.

"Esto es algo grande", añadió. La prevista desnuclearización, que avanzará "muy, muy rápido", será controlada por inspectores estadounidenses e internacionales, explicó.

Trump y Kim Jong acordaron "desnuclearización completa de la península"
Después de décadas de tensión por las ambiciones atómicas de Corea del Norte , el presidente estadounidense aseguró que el "proceso" podrá comenzar "muy pronto".

Yukiya Amano, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica, acogió con satisfacción la declaración de Singapur.

Respecto de la paz con Corea del Sur, ya que el conflicto entre las dos Corea terminó en 1953 sólo con un armisticio, Trump confía en que podría firmarse pronto. "El estado de guerra sigue desde hace 70 años, pero pronto terminará", anunció.

El conflicto norcoreano no tiene por qué llevar a una guerra en el futuro. "Como demuestra la historia, los adversarios pueden convertirse en amigos".

En el texto, Kim manifiesta su "firme e inquebrantable compromiso" con la completa desnuclearización de la península coreana. "Sólo los valientes consiguen la paz", sentenció el estadounidense. "El mundo verá un gran cambio", dijo.

"Hoy hemos mantenido una reunión histórica, y estamos listos para dejar atrás el pasado". La junta entre Kim Jong-un y Donald Trump se inició con un apretón de manos de doce segundos y continuó con una reunión privada -solamente acompañados de sus intérpretes- durante 45 minutos.

El embajador de Estados Unidos en Filipinas y ex embajador estadounidense en República de Corea, Sung Kim, llega al Hotel Ritz-Carlton para reunirse con delegados de República Popular Democrática de Corea.