Cultura

Goleada rusa a Arabia Saudita marcó el inicio del mundial de fútbol

Goleada rusa a Arabia Saudita marcó el inicio del mundial de fútbol

El juego se llevó a cabo ante 80 mil personas, en el Estadio Luzhniki, inmediatamente después de la ceremonia inaugural. También está el 7-1 de Italia ante Estados Unidos en 1934 y un 5-0 de Brasil a México en 1954, pero con la peculiaridad de que se realizaron varios encuentros simultáneos en la primera jornada esos mundiales. Lo hace con el partido, cómo no, del equipo anfitrión del torneo.

Pasará de ser conocido por una desgracia a entrar a la historia como el primer jugador suplente en marcar en el primer partido de un Mundial. "Lo que está claro es que quedamos lejos de lo que nosotros pretendíamos". Luego de esa temporada, llegó al Valencia, donde tuvo muy poca participación aunque con mucha más efectividad; tres goles en siete encuentros.

Tras la salida de la Selección chilena, Pizzi asumió en diciembre pasado la conducción de la Selección de Arabia Saudita, el equipo clasificado que posee el peor lugar en el ranking de la FIFA. Esa fue la frutilla del postre de una tarde soñada para los locales, que se ilusionan con la clasificación a los octavos de final.

En Colombia hay 819.034 venezolanos, según censo de Gestión del Riesgo
Y si se suma la población de venezolanos en los 7 departamentos fronterizos, el total es del 47 %, versus un 53 % que están distribuidos en el resto del país.

De todas formas, expresó: "Por el momento solamente pienso en la selección, quiero concentrarme en la Copa del Mundo". No han vuelto a ganar en la cita y han cambiado a 30 entrenadores desde entonces al despedirse en la fase de grupos del Mundial en las ediciones de 1998, 2002 y 2006.

"Hicimos un gran trabajo de preparación para este campeonato", añadió. "No puedo tomar como parámetro este partido". No estuvimos ni cerca de lo que pretendíamos y lo que habíamos hecho en partidos anteriores y que nos había dado buenos resultados. "Sobre todo para mi estado de ánimo", respondió irónico y con la mirada fija en el corresponsal.