Cultura

El desastroso concierto de Amaia Montero en su regreso a los escenarios

El desastroso concierto de Amaia Montero en su regreso a los escenarios

La exvocalista de La Oreja de Van Gogh inició su gira este sábado en la localidad cántabra de Renedo de Piélagos, donde los asistentes se quedaron estupefactos con la "horrible" actuación que ofreció Amaia Montero.

Esa Amaia centrada no es la que se ha visto este fin de semana en Renedo de Piélagos, Cantabria, con varios usuarios denunciando "gallos y desafines" durante el show, si bien lo peor de lo que puede verse en los vídeos online es una cantante que detiene el concierto durante el mismísimo single del álbum o se dirige al público en un idioma ininteligible. Sí, ¿no?", segundos después, la cantante se dirigía a los músicos comentando que "Esto es un desastre, chicos. "Están tocando en otro tono, ¿no?" Al no conseguir entrar en tono, la cantante paró la actuación para presentar a los músicos de su banda a la que minutos antes criticó no ir a tono con el ritmo de las canciones: "Voy a aprovechar para presentaros a mi superbanda, que son maravillosos" excusando todos los problemas que seguían sumándose con un claro "No hemos podido ensayar demasiado por nuestras agendas". Algunos sugirieron que simplemente fue una mala noche, acompañada por problemas técnicos, aunque otros se refirieron a ciertos problemas de Montero con el alcohol.

[#E32018] EA Play: impresiones generales de GamerFocus
La primera conferencia del E3 2018 ha tardado menos de diez minutos en mencionar el género Battle Royale . EA, o Electronic Arts , es una de las compañías ponentes más consagradas dentro del panorama videolúdico.

La alcaldesa del municipio, Verónica Samperio, así lo ha advertido este lunes a preguntas de los periodistas, a los que ha admitido que no ha sido "el mejor" concierto de la cantante, aunque ha precisado al respecto que "la responsabilidad de cómo ha salido escenario y lo que ha hecho sobre el escenario es de ella". Sin embargo, no fue la mejor actuación de Montero, y sonaron más abucheos que aplausos.