Global

Policías torturaron con un cinturón a un preso para que "cante" información

Policías torturaron con un cinturón a un preso para que

Cuatro efectivos de la policía de Misiones fueron desafectados de la fuerza tras haber sido denunciados por dar cinturonazos a un detenido en una comisaría.

Daniel tiene 39 años, es padre de una bebé de un año y vive en la casa de su madre en Puerto Esperanza.

Un video que se viralizó en las redes sociales muestra cómo cuatro efectivos de la comisaría de Puerto Esperanza, de la Policía de Misiones, torturan a un detenido con un cinturón. Lo cierto es que las imágenes también llegaron a la Justicia y era inminente la apertura de una causa por parte de la Fiscalía de Instrucción de Puerto Iguazú para llevar adelante una investigación formal del caso.

Celebran Cuba y la Unión Europea Primer Consejo Conjunto
Asimismo, reafirmó una vez más la condena de la UE al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba desde hace más de medio siglo.

"Mi hijo no es un delincuente y no es la primera vez que la policía le pega". Así, con la voz quebrada, comenzó la conversación de TN.com.ar con Delia, la mamá del joven que fue detenido y golpeado con "cintazos" por la policía. En un momento eleva el tono de la agresión: agarra una silla y amenaza con partirsela en la cabeza pero se frena a tiempo. En el lugar hay otros oficiales que, lejos de intervenir, observan sin hacer nada la paliza a la que someten al detenido.

Los familares de Natanael Vera denunciaron que el hombre había sufrido torturas anteriormente como la denominada "submarino seco" en la que asfixian con una bolsa a la víctima para que "sople" la información que se le solicita. Delia aseguró que luego de aquel episodio, en el que se comprobó que su hijo "no tuvo nada que ver", realizó la denuncia correspondiente por las torturas, pero no le quisieron dejar ninguna constancia.

En el video puede verse como un miembro de la policía de Misiones le da, en sólo los dos minutos de grabación, al menos cinco cinturonazos.