Tecnología

Papa Francisco y la guerra: "No aprendemos nunca, que Dios nos ayude"

Papa Francisco y la guerra:

El papa Francisco advirtió que el último episodio de violencia en Tierra Santa sólo perjudica a las opciones de alcanzar la paz y llamó a revivir los esfuerzos de diálogo y justicia.

Durante la audiencia de hoy, el Pontífice argentino mostró su preocupación y dolor "por el agravamiento de las tensiones en Tierra Santa y en Medio Oriente y por la espiral de violencia que aleja cada vez más el camino de la paz, del diálogo y de las negociaciones".

Francisco invitó, al término de la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro del Vaticano, "a todas las partes encausadas y a la comunidad internacional a renovar su empeño para que prevalezca el diálogo, la justicia y la paz". "Estoy cerca con la oración y el afecto a todos los que sufren".

Gobierno no escatimará esfuerzos para proteger a la población — Santos
La emergencia se presentó alrededor del mediodía de este miércoles en una de las galerías del proyecto Hidroituango . La empresa también dio a conocer que, de acuerdo con el último censo, fueron 544 las personas afectadas.

Esta semana, los enfrentamientos entre manifestantes palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes dejaron casi 60 muertos y más de 2 mil 500 heridos en la frontera con Gaza. Reitero -dijo- que nunca el empleo de la violencia conduce a la paz y añadió que 'guerra llama guerra, violencia llama violencia'.

En su discurso, el Papa también envió su "felicitación cordial" a la comunidad musulmana con ocasión del Ramadán, que comienza el jueves, esperando que "este tiempo privilegiado de oración y de ayuno ayude a caminar por la vía de Dios que es la vía de la paz".

En diciembre, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la decisión de trasladar la embajada, el Sumo Pontífice llamó a que se respete el "status quo" de Jerusalén y afirmó que nuevas tensiones en Oriente Medio agravarían aún más los conflictos mundiales. Desde la creación de Israel en 1948, la comunidad internacional nunca reconoció a esta ciudad como capital. Los palestinos consideran a Jerusalén Este, una zona anexionada por Israel, como la capital de su futuro Estado.