Global

Muere tras explosión de cigarrillo electrónico

Muere tras explosión de cigarrillo electrónico

La víctima se llamaba Tallmadge Wakeman D'Elia, de 38 años, quién murió como consecuencia de la explosión de su cigarrillo electrónico.

Su cuerpo fue descubierto por los bomberos en una habitación de su casa familiar en St Petersburg, Florida.

El informe científico confirma días después que la muerte del hombre se produjo por "una herida de proyectil en la cabeza", dato que también ha confirmado el director de la investigación Bill Pellan.

Los servicios de emergencias encontraron grandes daños causados por fuego que causó la explosión del cigarrillo en el dormitorio donde se encontró el cuerpo.

La explosión arrojó dos fragmentos del dispositivo al cráneo del occiso.

Senado de EU concluye que Putin ayudó a Trump en las elecciones
Mientras tanto, el fiscal especial para el caso, Robert Mueller , encabeza la investigación federal y busca dilucidar también si la campaña de Trump y Moscú se coordinaron.

El cigarrillo que le causó la muerte a Christopher D'Elia era del fabricante Smok-e Mountain, de Filipinas, un dispositivo aún sin regular y sin características de seguridad, de acuerdo con un portal sobre cigarrillos electrónicos.

¿Por qué explotan estos disposivos?

Desde la Administración de Alimentos y Medicamentos se informó que aún no se pueden determinar las causales de la explosión del cigarrillo electrónico, pero estiman que podría estar relacionado a las baterías dado que el dispositivo que estalló estaba modificado y tenía una bateria de mayor capacidad que el permitido.

Entre 2009 y 2016 se reportaron al menos 195 incidentes con cigarros electrónicos y decenas de lesionados pero el caso de Florida es el primero de una muerte relacionada con el uso de los dispositivos.