Global

Insiste ONU-DH que hubo tortura en investigación del caso Ayotzinapa

Insiste ONU-DH que hubo tortura en investigación del caso Ayotzinapa

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU reafirmó la validez de la metodología y de los hallazgos de su informe sobre denuncias de tortura y encubrimientos en el caso Ayotzinapa, tras las críticas públicas realizadas por el Gobierno mexicano.

A su turno, la representación del Estado reconoció que esa nación tiene retos en materia de derechos humanos y que las comunidades indígenas han sido víctimas de esa situación, pero que el Estado toma acciones en ese sentido.

Ese fue, de hecho, el último intento que parece haber hecho el GIEI para abonar al descrédito de la investigación.

El lunes pasado, México rechazó el informe de la ONU con el argumento de que sus aseveraciones resultaron prematuras y podrían afectar el resultado de las investigaciones.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca exigió al Estado Mexicano respetar la labor que realiza en nuestro país el representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (Oacnudh), Jan Jarab, luego que la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Gobernación y la de Relaciones Exteriores pretendieron descalificar los resultados del informe que Jarab presentó sobre la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural "Isidro Burgos" de Ayotzinapa.

"Estas serias violaciones fueron a su vez inadecuadamente investigadas y encubiertas".

Meade ofrece mil 200 pesos mensuales para jefas de familia
El candidato de 'Todos por México' también agregó que el salario busca permitir la inclusión financiera de las jefas de familia .

De acuerdo con autoridades mexicanas, de los supuestos 34 casos 26 no arrojaron evidencia de tortura; dos arrojaron resultados de tortura física, pero no sicológica; cuatro personas no aceptaron la realización del protocolo; un caso está pendiente de emisión y otra persona no autorizó que se revelaran sus datos personales.

El organismo internacional pidió a las autoridades mexicanas que implementen las recomendaciones del informe con el objetivo de esclarecer lo ocurrido, brindar reparación a las víctimas y garantizar que estos eventos no se repitan.

"Después de una lectura minuciosa de la respuesta del Gobierno de México, la Oficina reafirma que operó dentro del mandato establecido en el acuerdo firmado con el Gobierno mexicano en 2002 que estableció su oficina de país", dijo.

También instó "a las autoridades a que concluyan las investigaciones dentro de un plazo razonable e identifiquen a los responsables de las detenciones arbitrarias, los actos de tortura y otras violaciones de derechos humanos que se describen en su informe".

Al final, lo que parece es que nuevamente las presiones internacionales se ciñen sobre nuestro país buscando no sólo respuestas, sino estableciendo un marco de presiones para que al final se logre el reconocimiento de una jurisdicción internacional para la investigación de delitos.