Cultura

El Ejército toma distancia de Ortega y dice que 'no reprimirá — Nicaragua

El Ejército toma distancia de Ortega y dice que 'no reprimirá — Nicaragua

"Que no se siga derramando sangre de hermanos", señaló Ortega en un comunicado que fue leído en televisión.

La solución pacífica a la situación que actualmente vivimos nos permitirá continuar trabajando con seguridad, estabilidad, tranquilidad y la paz, que tanto nos ha costado, puntualiza y rechaza las manipulaciones sobre el quehacer de la institución uniformada. "Le pedimos a Dios nos dé la fortaleza para alcanzarla".

El presidente enfrenta la crisis más grave en sus 11 años de gobierno y una de las peores en la historia reciente de Nicaragua.

La Coalición Universitaria agrupa a los tres principales movimientos estudiantiles que son la cara más visible de las protestas, que han encontrado apoyo en numerosos sectores de la sociedad nicaragüense y que han dejado entre 54 y los 65 muertos, según organizaciones humanitarias.

Los dos últimos fallecimientos sucedieron en enfrentamientos el sábado en Masaya.

El cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia, anunció ayer la fecha para el inicio de las conversaciones en la iglesia Nuestra Señora de Fátima en Managua.

Los estudiantes, que encabezan las protestas, dijeron que están dispuestos a dialogar, pero advirtieron que aún "no ha cesado la represión, el hostigamiento, la persecución y asesinatos en varios puntos del país".

Twitter identificará con distintivos a 'trolls'
Además esto también permitirá que las personas que contribuyen en forma positiva en la conversación, se verán mucho más. Algunas de estas cuentas y Tweets violan nuestras políticas, y en estos casos tomamos acción.

Guevara dijo que la posición de las fuerzas armadas en esta crisis, que lleva casi un mes, esta apegada al mandato constitucional de "proteger objetivos vitales para el funcionamiento del país".

El Ejército continuará "estrictamente apegado" a las normas establecidas en la Constitución de la República, afirmó Guevara mientras ocurrían los sucesos violentos en Masaya.

"Recibimos con mucha alegría la notificación de la CIDH, sin embargo le hacemos un llamado, que en su visita tienen que esclarecerse todos aquellos delitos y acciones que han quedado en la impunidad vinculados a otros hechos sangrientos en nuestro país", dijo el secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva. En Masaya, los efectivos antimotines intentaron despejar las calles lanzando gases lacrimógenos.

"En la última reunión entre el Gobierno y los obispos (para organizar los encuentros), en la que se trató el caso, el Gobierno manifestó que si se me incluía en la delegación, no habría diálogo", sostuvo Medina.

En la víspera, Ortega envió una carta el Episcopado para reiterarle su plena disposición al diálogo e incluso aceptó las cuatro condiciones esbozadas por la Iglesia.

Los obispos demandaron el viernes a Ortega que previo al diálogo permita el ingreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cesar la represión, retirar a grupos paramilitares y no obligar a empleados públicos a acudir a manifestaciones partidarias.