Negocios

El crédito al FMI y la dependencia Argentina — Análisis

El crédito al FMI y la dependencia Argentina — Análisis

Según un sondeo de opinión la imagen positiva que poseía el presidente de Argentina, Mauricio Macri, decayó un 40% aproximadamente, mientras que la mayoría de los ciudadanos rechaza la intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ven con "pesimismo" el futuro.

La charla telefónica entre Macri y Rajoy constituyó un nuevo gesto de sintonía entre los mandatarios que, a principios de abril, se reunieron en Buenos Aires y compartieron actividades con el objetivo de promover inversiones españolas en el país.

La conversación con Rajoy, que fue confirmada desde Presidencia, se suma alcomunicado que el gobierno español había hecho llegar en la semana al canciller Jorge Faurie, en el que manifestó "todo su respaldo y solidaridad" en el inicio de sus negociaciones con el FMI.

Corea del Norte desmantelará campo de pruebas nucleares; sus bombas, intactas
Trump había dicho esta semana que su inédito encuentro con Kim Jong-un tendrá lugar el próximo 12 de junio en Singapur . Por ello Pompeo asomó la buena disposición de Washington para aupar la modernización económica de Corea del Norte .

El ministro coordinador dijo que, ante esa situación que describió, "el gobierno tomó decisiones" y resaltó: "Hay herramientas, estamos infinitamente mejor que hace dos años y medio" (más información en página 7). Pidió hoy "asumir con madurez" que la solución de los problemas está en manos de los propios argentinos. El préstamo a otorgar deberá ser aprobado por los países miembros del organismo internacional de crédito, en el que Estados Unidos ocupa un lugar central. En apenas cuestión de días, el gobierno de Mauricio Macri logró retrotraer a la sociedad a palabras que creía olvidadas, y debió dejar de lado todo el armado electoral de 2019 para concentrarse en lo inmediato: salir de una crisis económica financiera que él mismo generó a través de su política monetaria.

Respecto a la reunión de ayer entre empresarios y el presidente en la Quinta de Olivos, sostuvo que vio a Macri "muy tranquilo y decidido a cambiar el país", pero alertó que esa tarea tendrá "zozobras y no será totalmente fácil". "Vemos una enorme participación para entender el problema y construir un camino de acuerdos, romper definitivamente la cultura del déficit, con la idea de avanzar en acuerdos productivos y sectoriales", apuntó. "Si todos tenemos responsabilidad, esto tiene solución y estamos encaminados para eso". En los últimos 85 años Argentina perdió el rumbo y de ahora en adelante tiene que empezar a volver.

Por su parte, el dirigente radical y ex diputado nacional Ricardo Alfonsín afirmó que espera que "las recetas del FMI no sean las de siempre porque vamos a tener dificultades" y reiteró la necesidad de que la negociación del Gobierno con el organismo internacional se dé en el marco de un "diálogo con todas las fuerzas políticas".