Salud

El Papa reconoció "graves equivocaciones" en una investigación por pedofilia en Chile

El Papa reconoció

"En lo que me toca, reconozco y así quiero que lo transmitan fielmente, que he incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada".

Pero luego de un escándalo durante su viaje a Chile en enero e insinuaciones de que no conocía toda la información, Francisco envió a Scicluna a investigar el escándalo a fondo. "Ya desde ahora pido perdón a todos aquellos a los que ofendí y espero poder hacer también personalmente", indicó en la misiva.

El pontífice señala que cometió "graves equivocaciones de valoración y percepción" al defender a Barros, por lo que hoy siente "vergüenza" y "dolor".

Sobre este encuentro del que no se ha precisado la fecha ha señalado: "Pensé en dicho encuentro como en un momento fraternal, sin prejuicios ni ideas preconcebidas, con el solo objetivo de hacer resplandecer la verdad en nuestras vidas".

Con un historial de más de 3.000 casos investigados, Scicluna fue enviado para buscar posibles evidencias para que la Santa Sede inicie un eventual un proceso canónico contra Barros, acusado de haber sido "testigo y protector" de los probados ataques sexuales del párroco Karadima, condenado por un tribunal vaticano en 2011.

Mujeres del PRI en Corregidora renuncian y se van con AMLO
Andrés Manuel López Obrador aseveró que es un delito la falsificación de firmas , "y una de esas, no estoy tan seguro, pero puede ser que haya gente en la cárcel por falsificar firmas ".

Cruz también denuncia que Barros abusó psicológicamente de él y otros de sus amigos, "usando las debilidades que le contábamos en la confesión a Karadima". No hay evidencia de culpabilidad, parece que no se va a encontrar. Francisco calificó las denuncias de "calumnias" y en dos ocasiones rechazó la renuncia de Barros.

"Aplico un principio jurídico básico: ninguno es malo hasta que se pruebe", afirmó el papa, aunque reconoció que las declaraciones de apoyo que hizo en la ciudad chilena de Iquique podían haber "herido" a la gente.

En Iquique, ante la pregunta de una periodista, Francisco defendió a Barros. Poco después de escuchar la respuesta de Francisco -"tráiganme pruebas", dijo-, respondió en Twitter: "Como si uno hubiese podido sacarse una selfie mientras Karadima me abusaba con Juan Barros parado al lado viéndolo todo".

Las víctimas dicen que el escándalo de Barros es apenas emblemático de una cultura en la Iglesia chilena que encubre a los abusadores, les aplica sanciones mínimas o los traslada en lugar de aplicar la política estadounidense de expulsar al abusador después de la primera falta.